Arkiv

Arkiv för ‘Antología social’ Kategori

Reflexión navideña

januari 3rd, 2011 Comments off

Un año más el yantar pascual.

Está el vino, que nos incita a escrutar los misterios de los magmas volcánicos y las delicias ocultas de la naturaleza en las cepas de las vides. El ”afikoman”, el pan de la aflicción, pan elaborado sin levadura con las prisas de la huida y el comienzo de la diáspora. Las olivas maceradas en bálsamo de sésamo y laurel. El lechal asado y crujiente adobado con hierbas amargas ”charoset”. El postre de dulce de dátiles.

Y todos sentados alrededor de la meza navideña esperando la llegada de Emmanuel.

Son el símbolo para empezar un Año Nuevo con nuevos deceos, nos reconvenía aquella abuela legendaria que en paz descanse –Carmen-, en nuestra lejana infancia.

Distinguidos lectores de Antología Social, desde estas latitudes londinenses, donde se siente la Londons Fashions Christmas con identidad victoriana, y el glamour de la celebración cristiana en Piccadilly Circus, Carnnaby street, Tottenham Station, Court Road, Covent Garden, Leicester Square, St. Jame´s Park y muchos otros sitios de la gran metrópoli.

Y como no, nosotros, con el paso inclemente del tiempo, cuando ya no cabe alegar: cuantos años cumplimos, sino, como los cumplimos.

Al hacer el ajuste de cuentas de aquella juventud visionaria, producto de la típica desesperación pequeño buguesa, esa que quemó sus etapas de manera irreverente con la lógica dialéctica de la vida, y cometió los errores que ahora se van cancelando, en la soledad de la autocrítica, la del “hara-kiri” hagiográfico.

Ahora que por fín !, se tiene la certeza de que antes de revolucionario : se fué REBELDE.

Entendiendo la revolución como el bacanal de los pícaros, que habiendo satisfecho sus apetitos atrasados, se dedican a barraganear del estado y sus prebendas.

Los Rebeldes, en cambio, con la pureza de sus principios, que no se avienen al funcionalismo, al servilismo, y militan en las filas de la libertad, impidiendo a travéz de su pluma que cualquier vaho de aliento fétido dictatorial, empañe el espejo diáfano libertario.

Ahora que, resucitados de sus sarcófagos los fantasmas del pasado, que el hombre ilustrado creyó enterrados para siempre, reaparecen, y no solo cruzan Europa, sino, el planeta entero, por que estamos globalizados.

Nos referimos al fantasma de la INTOLERANCIA .

Que evidentemente, no es un fenómeno nuevo, ya nos relatan de él las narraciones bíblicas sobre la intolerancia que tuvo Caín para con su hermano Abel.

Nos cuenta el historiador romano Tito Livio de la intolerancia de los Césares contra los Partos, de Emiliano Scipión El Africano contra los pueblos Íberos.

De las penurias de las guerras púnicas a la conquista de Bizancio, hasta el acoso del Imperio Romano por los Hunos.

La intolerancia religiosa de los Reyes Católicos, expulsando a los Sefarades de las juderías de Granada, Toledo y Cordoba, llevandose consigo las llaves del retorno que ya no se daría nunca más.

Los peregrinos del Mayflower obligados por la intolerancia a cruzar los mares rumbo al nuevo mundo, buscando parajes solitarios para aislarce y fundar Nueva Inglaterra.

La historia de Europa esta jalonada de luces y sombras. De épocas de ilustración ilimitada, del renacimiento de la cultura, la paz y la convivencia; pero tambien de sus tiempos negros de intolerancia.

De oscurantismo, inquisición, de guerras fratricidas entre Primus-Inter- Pares.

Intolerancia de su geopolítica, como las dos guerras mundiales, la guerra civil española, la maldad de la guerra fria, la caida del Muro de Berlín y el desvelo de la gran mentira socialista, la guerra de los Balcanes y tantas otras.

Conflagraciones que una vez concluidas, hecharon a tierras americanas a sus víctimas que fueron acogidas con solidaridad; pero tambien los victimadores para que estos se regodeen imponiendonos dictaduras a travéz de las auto llamadas Instituciones Tutelares –los ejercitos- contra una supuesta cruzada por la seguridad nacional o el peligro comunista.

Cuando la realidad, la madre de las verdades, demostró que fueron las aspiraciones de libertad y democracia las que movilizaron a segmentos de ciudadanos, que dieron lo mejor de sí a una causa noble.

Que los actuales detentadores del poder, aquellos que hace una década atrás eran los teloneros en las jornadas libertarias del siglo pasado, no la cuentan, no tienen tiempo, les molesta, les es irrelevante, simplemente no la toleran. La pretenden substituir por embustes neolíticos, paleolíticos, de que en la edad de piedra se vivía mejor, proponen volver a la sociedad agraria, al neo-polpotismo en su variante latina, al hombre silvestre que añora el pedernal y la vida al ralente, puede más la intolerancia contra la verdad y la memoria a 200 años de republicanismo.

La caida del Muro de Berlín, fué algo más que el derribo de unos bloques de cemento, fué el desmadre de la intolerancia, se acabaron todas las revoluciones, y las que pretenden subsistir por cuenta y riesgo del capricho mesíanico de sus nomenclaturas, recurren al uso y abuso de la fuerza de la intolerancia contra el disidente, el libre pensador, el escritor, el poeta.

Un botón de muestra, una potencia asiática no aprueba la conseción del Nobel de La Paz a un ex-estudiante rebelde, no tolera que hoy sea un filósofo libertario y usa todo su poder económico para boicotear la entrega del galardón. Nunca olvidaremos que en los momentos bragados en el verano santiaguino del 73, cerraron las puertas de su legación diplomática a cal y canto, con candados, negando auxilio a los perseguidos por la dictadura, los candados se enmohecieron y pudrieron, en cambio la democracia reconquistó las Alamedas, pudo más la libertad que la intolerancia.

Los que fueron armados y entrenados por el imperio contra su enemigo idelógico, ahora vuelven sus armas contra sus ex-patrocinadores y desatan la intolerancia religiosa, étnica, cultural, económica y de toda índole.

Las creencias religiosas, no toleran las planificaciones familiares y demográficas –se acaba el agua, la comida, el oxígeno se contamina- y propagan a los cuatro vientos, que hay que reproducirse sin medida.

Finalmente, la caida del Muro de Berlín, parió otros muros más intolerantes, como el de Gaza y Cisjordania, el de la frontera del norte de Méjico. Y el peor de todos, el muro del populismo, que lame Europa con el pretexto de la crisis económica y la sobresaturación con el pobrerio migrante del sur.

El nuevo populismo del siglo 21, no es otra cosa que el resentimiento sectario e intolerante a estratos ilustrados que durante dos siglos pujaron por sentar las bases de una sociedad moderna, culta y transigente conocida como república.

En la víspera de estas navidades sombrías y de precarios pronósticos de futuro, con paises al borde del colapso económico, los ciudadanos de a pie coexisten en el nihilismo sorprendidos de los negociados de los grandes consorcios y sus quiebras, que ahora deberan pagar con sus impuestos para salvar las menguadas fuentes de trabajo.

Otros, en cambio, muestran sus sentimientos más abyectos e insolidarios, surgen los fantasmas de la intolerancia que ya no discimulan sus tesituras de franco racismo.

Salen a rás del suelo las actitudes ”cañís” , los negadores de los campos de exterminio, los apologistas de la pureza de la raza, el odio al gitano, al otro, al de pigmentación distinta, resucitan las momias de la noche de los tiempos.

Del mismo modo, en el otro extremo del arco iris ideológico, surge el tardo-estalinismo, pretende imponer la fidelidad total, el alineamiento borreguil, la negación de la historia y la intolerancia con la memoria colectiva.

En esa intolerancia contra la diversidad de opiniones, pretende imponer el pensamiento único ”standarizar el raciosinio” algo imposible de lograr.

Por que jamás de los jamases se podrá decretar –el uniquismo- a no ser que se apele al expediente totalitario de la intolerancia, de la purga, del hospital psiquiátrico, del campo de concentración o finalmente la desaparición del que piensa diferente: ” Al que va por la libre”.

Tán así es la cuestión, que ni en los comites centrales más monolíticos, donde se juraban fidelidades sin matices al primer secretario y se vigilaba la conducta a lo bolchevique, con comisarios políticos y control de cuadros, pudieron implantar el pensamiento único, siempre hubieron voces discrepantes, razonamientos diferentes, los menos quizás, pero los más calificados e ilustrados, de aquellos que se atrevían a cuestionar las actitudes absolutistas de los mesiánicos intolerantes.

Ahora bien, al reflexionar sobre la INTOLERANCIA de los autoritarismos populistas de cualquier color, vengan de donde vengan, lo hacemos con la absoluta certeza, de que esta, al pretender imponer sus necedades atávicas, simplezas oriundas, creencias anti- científicas, símbolos teratológicos, prejuicios arcaicos, resentimientos históricos, arengas maximalistas, nacionalismos cerriles, chovinismos sectarios y toda serie de taras regresivas, llanamente atentan contra la diversidad, el pensamiento y, sobre todo la libertad y su dimanación consuetudinaria la democracia, atentan contra la humanidad.

En las épocas intolerantes del franquismo, se usaba y abusaba de la censura, la tijera, el tachador, las tenebrosas ” Galeradas” para matar la literatura, antes de que esta vea la luz de las librerías, se la decretaba: Impublicable.

Víctima de esas intolerantes galeradas fueron los primeros libros del actual Nobel de Literatura de estas Navidades, la dictadura le puso en la diana de los escritores malditos, como en su momento se hizo con: Garcia Lorca, Rhasdie, Ramirez, Cardenal, Saviano y tantos otros literatos, que solo tienen su pluma, su verbo para oponerse a la perversidad de la intolerancia.

Claro está, que para plantear estas tesituras hay que enterarse, el que no se entera, lo ignora, y ya dejo dicho un certero pensador: La ignorancia es atrevida.

Cuando la crisis existencial pierde consistencia y las dudas nos remiten a las épocas áridas y brumosas de la memoria, aquellas de la resistencia al leviatán de las dictaduras intolerantes.

Cuando estamos convencidos de que definitivamente nuestra patria es el exílio, y alucinamos en la soledad entre el duermevela y la vigilia, que todo lo que nos pasó, no pasó, que simplemente lo imaginamos, lo inventamos, que fué un mal sueño nada más.

No nos queda más remedio que recurrir a la consiencia, al autointerrogatorio, al cuestionamiento de nuestro pasado:

Por que estoy aquí ?…Que es lo malo que hice ?….Donde y cuando pude haber errado ?…

Será que nunca existió la : Operación Condor, la Caravana de la Muerte, el estadium de fútbol, el Velódromo, la expulsión de Pudahuel rumbo al exilio.

Que no hubo la operación Cien Pies – Aguilita Voladora, la que nos “ Jaripeó “ en el cerro Laicacota, la operación Zafra Roja que nos relegó en la isla de Coati, las marchas estudiantiles por la pre-militar que motivaron nuestro ingreso en el penal de máxima seguridad de Chonchocoro, la expulsión a travéz de la frontera de Yunguyo.

Por que esa intolerancia con las víctimas de los dictadores ?.

Por que el populismo contemporaneo enaltece, condecora, premia e indulta a los ejercitos que atentaron contra los derechos humanos, empezando por el derecho a la libertad, la vida y una sociedad transigente.

Por que se empecinan en hechar la cal del olvido sobre los ciudadanos que pelearon para que millones de otros ciudadanos, puedan conciliar el sueño reparador, tranquilos y seguros de amanecer en sus lechos y ver el sol del nuevo día.

Por que esa intolerancia con la historia y con la verdad ?.

“ I HAVE A DREAM “ dejó dicho el Dr. Martin Luther King, defendiendo los derechos civiles de su gente, desde los algodonales de Alabama a los ghetos del Harlem. Nelson Mandela, salió del largo cautiverio de Long Island a pacificar los ánimos del apartheid surafricano. La Sra. Aung San Suu Kyi, recobró la libertad en Birmania y propuso la libertad para todos sus conciudadanos.

Recordamos a estas personalidades de convicciones ilustradas y prestigio universal indiscutido por su lucha contra la intoleracia y POR la libertad justamente honradas con el Nobel de La Paz, amen de otros distinguidos galardonados por la Unión Europea, ausentes fisicamente por motivos obvios a sus condiciónes de libres pensadores, pero anímicamente presentes en la conciencia mundial.

Lo que nos devuelve a tener el sueño de la esperanza, del optimismo de que paso a paso se iran abriendo otras muchas Alamedas para vencer a la intolerancia.

El ejemplo de Cancún y la cración del Green Climate Found, firmado nada más, ni nada menos que por 193 paises, nos dan una idea de lo que se puede lograr con el concenso y la inteligencia para salvar a este planeta azul, por que en ello se va nuestra existencia misma.

Si fuimos capaces de erguirnos sobre los dos pies y caminar buscando las mieses, tambien lograremos caminar en pos de la libertad y contra la intolerancia, muy a pesar de sus exacerbados panegiristas.

A modo de “ Fidelitatis Iuramentum “

Recordaremos un pensamiento de Jhon Lennon, él auténtico mito de todos los tiempos, por que su música y su mensaje contra la Guerra siempre estan vigentes :

“ Being local heroes made us nervous, and when we did shows there, they were always full of people we knew “.

Deir Friends : MERRYS CHRISTMAS !.

Café: Real Food Company

Trafalgar Place – London

Diciembre de 2010-12-21

RICARDO RAÚL CAUTHÍN ARAMAYO-FLOREZ

Categories: Antología social Taggar:

La libertad sin tabúes

oktober 25th, 2010 Comments off

Despues de dos décadas, el Nobel en idioma español tiene la palabra: La trilogía de la literatura, el amor y la política.

MARIO VARGAS LLOSA MERECE EL NOBEL ?.
Hace tiempo atrás -1999- cuando lanzó su candidatura a la presidencia del Perú, un analista comentó lo siguiente: Con la candidatura de Vargas Llosa la política no gana, en cambio pierde la literatura.

De lo que colegimos, que evidentemente uno es el político y otro bien distinto el literato, y comentamos a renglon seguido: el Sr. Vargas Llosa en tanto y cuanto analista, ensayista y comentador político desde su juvenil y radical militancia en Cahuide, deviene en él actual pragmático neoliberal, cainita, carca dirían en España. Pero como escritor es un maestro de las letras.

Cultiva dos facetas, amen de otras, de enfoques diametralmente opuestos. Es la bipolaridad de los planteamientos, que tambien se contagiaron otros escritores v. g. Luis Borges iluminado del idioma, candidato al Nobel, pero de simpatias distintas, tambien los hubo en sentido contrario como Monsieur Mitterrand, el abuelo filosofo de la tolerancia con un pasado de colaboracionismo con el gobierno de Vichy , o el finado Nobel José Saramago y su famosa frase: Hasta aquí llegué.

Vistas así las cosas, el polemista político de teorias diferentes a las de sus adversarios ideológicos, tendra que debatirlas en el llano confrontando las ideas.
Aunque sucede que a veces la vida: Nos dá lo que NO nos merecemos, ya sea en premio o castigo. Como es el caso de este amargado cronista y muchos otros, que recibieron palos, interrogatorios, carcel y fueron hechados de sus pagos por “extremistas” nos dijeron. Será que lo mereciamos ?.
La Academia de los Nobeles con una lógica que solo ellos entienden, dan una de cal y otra de arena.
El Nobel de La Paz, le otorgaron a aquel raquítico estudiante que un 4 de Julio de 1981, puso su anémica caja toráxica en la mira de un blindado de acero en la Plaza de Pekin. El esmirriado estudiante quería la libertad, algo que no se come, solo se necesita para vivir. El blindado era el poder del estado, el Goliat, y el estudiante el David de la confrontación bíblica. Hoy, con más de medio siglo de vida, purga en una carcel su cara osadía.

Los Nobeles de Economia, se hán adjudicado a los inspiradores de las políticas de ahorro del mercado del trabajo, algo que afecta a la población en su conjunto, pero nadie dice nada, todos chitones.

El mecenazgo para ser tál, será diversificado y contemplando el talento, que no siempre llueve a gusto de todos.
Ahora bien, entrando en el terreno de las conjeturas, quién se resiste a un Nobel ?, nadie !, aunque si hubo uno, uff humanos al fin!, Jean Paul Sartre, y por que lo hizo?, era frances no?, ademas existencialista, filósofo, militante de las barricadas parisinas –es prohibido prohibir- hombres como él nacen cuando pasa el cometa Halley.

Hechas las aclaraciones, dejamos al Sr. Vargas Llosa POLÍTICO, para que polemice con sus críticos. Y nosotros que ?…, seguiremos militando en la izquierda libertaria como siempre, desde nuestros tiempos de Estudiantes Confederados.
Mientras y con la venia del honorable y en uso de la libertad de expresión, o como dicen en Suecia –YTRANDEFRIHET-, comentaremos la obra literaria del Nobel, y más aquella de cuando fué jóven y rebelde, y naturalmente la leimos en la juventud, con permiso :

” Por su cartografia de las estructuras de poder y sus mordaces imágenes de la resistencia individual, le revuelta y la derrota ”.

Contundente declaración de la Academia Sueca del Nobel de Literatura.

Ahora sí, llegado el momento e impresionados ante la noticia no tanto por deceada, como menos esperada en la quiniela de la conseción del Nobel de Literatura, al arequipeño más universal de nuestras mocedades, don Mario Vargas Llosa.
Acampamos para reportarnos, nada menos que en el cuartel general de lo que fué el Boom Latinoamericano de las letras 60 – 70 -ELS QUATRE GATS- café emblemático de la intelectualidad iberoamericana, ventana universal del “modernisme”.

Si los frescos del gran Picasso que adornan este café, pudieran contarnos, seguro que nos hablarían de la pléyade de bardos que visitaron este santuario de la lengua de Cervantes en la Barcelona intelectual del siglo pasado.

Empezando cuando no, por el poeta irreverente a la métrica clásica, aquél de expresión azteca con algo de sublimidad expresionista, el vate Ruben Dario, bebiendosé su whisky con soda desde las diez de la mañana, a todos los demás ilustres literatos coetáneos que puedan caber en los gerundios de las hemerotecas, a ambos lados del oceano atlántico, y que fueron huéspedes sedentarios o pasajaros en esta bella Ciudad Condal.

Els Quatre Gats, a un paso de la Plaza Catalunya, cerca al Portal Del Angel, como una metáfora de la renovación intelectual de la ”gouche divine”.
Dicho lo que antecede, nos explicamos por partes, dijimos ”mocedades”, hermoso tiempo pasado, de cuando fuimos jóvenes y bellos, reza el dicho.

Lo curioso con la conseción de cada Nobel de Literatura a un escritor de los nuestros, es que Europa nos redescubre, se entera que existimos al otro lado del már, todavía perdidos entre las brumas del plus-ultra, o mejor, seguimos siendo el condado de Yoknapataupa de Faulkner, o el pueblo de Comala de Juan rulfo, o el reino de Macondo de Garcia Marquez, o quizás: Isla Negra de Neruda, pero nada más.

Por eso en Barcelona, se preguntan: -Por que Mario Vargas Llosa siendo tán cosmopolita y conocedor universal de los problemas del mundo, confiesa tán suelto de cuerpo, que pasó su puericia en ”pueblitos de provincias” que ni siquiera figuran en los mapas cartográficos tomados desde un satelite ? como: Cochabamba, Arequipa o Piura ?.

Jolines !, hán pasado largos 500 años desde cuando Colón y sus huestes se cansaron de gritar: Tierra a la vista !……, y aún no nos ubican en el contexto global de este maltratado planeta.

La niñez del Nobel de Literatura, vale decir cuando aprendió sus primeras letras, aconteció en un paradisiaco valle entre las estribaciones cordilleraneas y la ceja de selva, en una provincia tibia, que además levantó con el coraje de sus mujeres, el asombro de la América libertaria hace dos siglos atrás. Fué una infancia feliz, en la calle Ladislao Cabrera, típica calle colonial, a escasas tres cuadras de la plaza de Armas, y a dos de una de las avenidas más populares, La Aroma, disfrutó de las corridas de toros en el coso taurino de la Coronilla de San Sebastian, conocido como El Acho, estudió en un colegio de abolengos, donde tuvo amigos entrañables que aún le recuerdan con el apelativo de: Llosita, emparentó con una distinguida dama de esa urbe, de apellido Urquidi, y es una de sus personajes en su libro: La tia Julia y el Escribidor.

Sus otras infancias, las vivió en Arequipa, la ciudad del Misti, el volcán de fumarola eterna, construida con piedras blancas, acogedora, de buen chupe de camarones, en su argot popular se llaman: kaska huesos, no pudimos averiguar el por que, pero si fuimos huespedes de la FUA – Federación Universitaria de Arequipa-, en los tiempos dificiles de las dictaduras, bella ciudad, bello paisaje y paisanaje.

Lo mismo debe ser Piura al norte del Perú, colindante con tierras calientes, que forman una personalidad abierta a los horizontes diáfanos de la cultura.
A partir de este galardón, habrá un antes y un despues para Cochabamba, Arequipa y Piura. Estan en el mapa y sacarán pechito, tienen un Nobel.

Ahora, relataremos un otro acápite sobre nuestras mocedades, de cuando leíamos de día y nos divertíamos de noche, estudiantes sinverguenzas al fín, a mediados de la década de los 60, tendríamos unos quince años, llegó a nuestros ávidos ojos lectores una novela corta, ya bastante sudada de haber sido leida por otros, por conductos no oficiales, sino de nuestro librero de viejo, un anciano judio de nombre Jacobo Armalí.

El libro en cuestión, era una edición de bolsillo galardonado con el premio Leopoldo Alas en 1958, editado por Alianza Editorial, de más de 150 páginas de volumen censillo, llevaba en la carátula el craneo pelado de un cordero, sujetando con los incisivos un trozo de esparto, muy surrealista e impresionante, como el título, joder! que título : LOS JEFES, y de eso mero se trataba, de los jefes, estaba ambientado el cuento, en la revuelta de estudiantes en un colegio secundario de la Arequipa de los 50, plantando cara al director –el serrano- autoritario y pintoresco:
– Los pasitos breves y chuecos, como de pato -.

Y bueno, el cuento Los Jefes, se convirtió por los azares de la casualidad, por que otro motivo no nos lo imaginamos, en el libreto o el guión preciso de una algarada juvenil, y por lo mismo predestinado a hacernos soñar y planear nuestra propia revuelta estudiantil.

Que, como si de un conjuro mágico se tratara, el autor de Los Jefes, cuál Melquiades del Alto Perú, nos daba las claves para amotinarnos contra lo que creiamos un abuso de autoridad de parte de nuestro director.
Reuniamos las condiciones y los personajes que el cuento requería, solo había que hacer breves adaptaciones, veamos:

El lugar y la época: Una provincia de mediados de los 60.
El colegio: Un establecimiento privado en la plazuela Quintanilla.
El rio: el que se secaba en invierno, el Rocha.
Los Coyotes: el club de moteros inspirados en un film Americano Nacidos para Perder.
Los Churres: Los chicos de básico.
El Serrano: Naturalmente el Director.
El Teobaldo: El portero Aparicio.
Los de Media:Los descontentos y las chicas enamoradas de los moteros.
El Motivo: El Director no dejaba parquear las motocicletas en el patio del colegio y había que dejarlas encadenadas afuera al sol y al sereno.
LOS JEFES: Debían ser los moteros Pepote, Gonzi y servidor.

Hechos los planes, y habiendonos leido el cuento al derecho y el revés, nos sobró argumento y nos falto cojones, por que la expulsión de ser cierta, nos trería la bronca de la familia. Así que no pudo ser, ni de vainas !, además claro estaba, éramos una adaptación, una copia. Los originales eran: Javier, Raygada, Lu y el narrador genuino.

En todo caso, el cuento corto Los Jefes, nos hizo soñar y dejó la certidumbre de amotinamientos posteriores que marcarían nuestras mocedades a fuego.

El Nobel Literario de este año, tiene una producción asombrosa, dicen los entendidos, 60 libros amen de piezas drámaticas y otras, el que mencionan para la dotación del Nobel es: La Ciudad y los Perros, lectura tambien de nuestra juventud, trata de la rigidez y los abusos en los internados militares, el Leoncio Prado –obligados a hacer la imaginaria (guardia)-. La corrupción, el compadrerio, los males endémicos de instituciones parasitarias siempre dispuestas a sevir o servirce del poder: Los Ejercitos.

A esos árbitros del poder durante décadas, no les gustó el libro, y mandaron a hacer hogueras con el mismo, como en la edad media, craso error, hoy, La Ciudad y los Perros, se esta leyendo en medio mundo. Una de las novelas contestarias del siglo pasado, habrá que releerla.

Del mismo modo nos sugieren otros tres libros para comprender la intensidad, el alcance y la eficacia estética de su obra, empezando por: Conversación en la Catedral.- Obra descriptiva de la sociedad peruana, con más propiedad la limeña en tiempos de dictadura –Odría- relata la frustración de la clase media, que es la que más paga en épocas de dictaduras por su condición de estrato intermedio en las fuerzas de producción.

Relata así mismo la tragedia de una sociedad oprimida, desencantada de su realidad, herida en su sencibilidad creadora. Esto se refleja de manera bastante pedagógica y con una meridiana exactitud dialéctica en la célebre frase de Zabalita : -En que momento se nos jodió el Perú ?-.

Palabras proféticas sobre la realidad sociohistórica defraudada, y de ahí, quizás de alcance continental : En que momento se nos jodió nuestra América ?.
La Guerra del Fin del Mundo.- Libro que adquirimos en un aeropuerto de Curazao, casi con la tinta fresca en algún momento de los 80.

Relata sobre la miseria de los sertones en el nordeste brasileño, son acontecimientos de cuya exactitud no se admite simplificaciones; por que condensan la soledad y la miseria de sus pauperrimos habitantes: Los Caboclos, gentiles desconocidos para la inmensa mayoría de la población de ese basto país que es el Brasil.

Es la narrativa cronológica que persigue los orígenes, la aventura y el ocaso de un iluminado y mesiánico lider: Ricardo Conselheiro, quien les promete la redención y les guia hasta el exterminio total.

El cronista en esta Guerra del fin del mundo, es un periodista que mantiene la vibración narrativa hasta el final de Conselheiro, en la aridez de los sertones de arena colorada.
Por último, La Fiesta del Chivo.- Narración cruda sobre la maldición que nos persigue en todos los tiempos y bajo todos los paraguas ideológicos, las dictaduras, esas que nos embromaron la vida y la juventud.

Devoró generaciones enteras, como la carcoma de la mala metáfora de la muerte.
Los dictadores, nucleos polarizados de abuso de poder sin limites, donde se obliga al hombre a perder su consistencia, y convertirse en parodia del capricho del dueño del poder, al extremo de entregar lo más querido: La doncellez de la hija.
La Fiesta del Chivo, descripción cruda y densa de la maldad, impregnada de paisaje exótico tropical, violencia, corrupción, injusticia, sexo, venganza y muerte, en República Dominicana y su dictador de turno Rafael Trujillo.

Estas son las lecturas que nos sugieren para desentrañar los misterios literarios del Nobel ”discutido” de esta Navidad, y naturalmente que hay mucho más, habrá que elegir.

Empero, siempre encontraremos en su obra, la exuberante toponímia de andes, valles, rios, selvas, desiertos, sabanas, el paisaje que vieron los atónitos ojos de los hispanos desde Guanahani, y claro está las gentes que se misogenaron con sus virtudes y sus vicios, entre lo evidente y lo obvio, la evolución traumática: Poder – Resistencia – Derrota. Ecuación cíclica de un continente que no acaba de encontrarce.

De toda la producción del Nobel, nosotros nostálgicos del pasado, nos quedamos con Los Jefes 1858, y como no: Los Cachorros, relatos que recrean el mundo adolescente de nuestras mocedades.

El Nobel y el amor.-
El amor en los Andes de la mano de Lituma, o en las miradas lidivinosas de Mayta en las reuniones clandestinas, el amor remunerado en los brazos de las Visitadoras, en fin el amor ardiente en la Casa Verde.
Los lances de Cupido en todos los confines de tierras frias y calientes del universo enigmático y brujo del Nuevo Mundo.

El amor que dá mucho más de lo que se tiene derecho e exigir, y aún a esperar.
Amor ardiente, esclavizador, tramposo. temperamental, primario, ese que define de manera instintiva los intereses de priorizar la huella genética, la cópula reproductora del hombre con la mujer.

Él, busca el placer furtivo, efímero y meramente carnal. Ella, con la determinación atávica del génesis de la estirpe. Eva al fin !, decide el desenlace:
-La agarro, la mojo y la dejo.
-Me dejo agarrar, me dejo mojar y me lo quedo.
El amor posesivo:
-A Polito lo llegué a querer mucho (………………….) y me hubiera casado con él.
El amor vengativo, ese que desata el odio de la hija traicionada:
-Se arrodilla como un perro y me besa los pies.
El amor primerizo, el adolescente, el que se planta en la esquina de su casa para verla asomarce entre los visillos de su balcón :
-A veces les llevábamos papelitos escritos y se los lanzaban a la volanda, que bonita eres, me gustan tus trenzas, el uniforme te queda mejor que a ninguna.
El amor narcisista:
-Se muere por mí ?.
El amor cargado de machismo :
-Le caeré, estaré un tiempo con ella y la largaré.

Hay quién piensa que el Nobel relata sin tapujos ni hipocresía con es y como se hace el amor; pero es que así es el amor. El pecado más bello y permitido con penitencia incluida. Quién vive sin amor? , nadie. Tanto el rico como el pobre endulzan la vida con las faenas secretas del amor.

Casi concluyendo, hagámonos un favor, al placer solitario de escribir, unamos el otro placer, el de leer. Alguien dijo que los libros debían venderse en las farmacias, por que son la medicina para el espiritu y antídoto contra los prejuicios, cuanta razón.

A modo de “equitem excutere”.-
Octubre, mes de acontecimientos de epopeya, aprovechando la venebolencia de los lectores, recordaremos algunos eventos antológicos necesarios para la conservación de la memoria, a saber:
El Centenario de los Libertarios Ibéricos. El Centenario del nacimiento del poeta de Orihuela Miguel Hernandez, muerto en las carceles franquistas en 1942. El 70 Recordatorio del fusilamiento de Lluis Companys, President de la Generalitat en 1933. Fallecimiento de Mari Carmen, la única testigo de cargo del fusilamiento de las 13 Rosas en las Ventas de Madrid en la guerra civil.

No olvidar estos y otros sucesos, nos ayudarán a no evadir las sombras del pasado, y recordarlas con espiritu constructivo y de justicia.
Hasta pronto lectores de A. S. desde este otoño melancólico de las “crisis”, ahora que los arboles se desnudan sin pudor y nos tienden generosos una alfombra de hojas secas, como finas laminas de oro, que las arrastra el viento y nos invitan a la reflexión.

Cuando cumplimos, modestia aparte, 3 años de contar trocitos de historias que reivindican la memoria de tiempos pasados, surgidos en el símil del dolor y la entrega; pero tambien del aprendizaje, que la vida es instrucción constante, que de eso se trata.

Nos quedamos con la tentación de visitar la Feria de la Cerveza, Oktoberfest, escanciar unas pintas de espumeante blanca macerada con lúpulo, pero mejor la otra, la de Abadía, la cerveza negra, de sabor dulzón y cebada tostada, aquella que la fabrican los monjes desde antaño, entre llamadas al Àngelus y Cantos Gregorianos, acompañarla con un bratwurst y mostaza picante, asentarla humeando un Toscano, con el fondo de jazz duro y la voz profunda del gran Satchmo. Pero sin pasarce, cinchando las ganas, que los tiempos no estan para nuevas andadas.

Ciudad Condal – octubre 2010-10-24
RICARDO RAUL CAUTHIN ARAMAYO-FLOREZ

Categories: Antología social Taggar:

Alegoría libertaria

oktober 1st, 2010 Comments off

-Cochabambita querida en tu aniversario-

In illo tempore.
Érase una vez
Catorce del Floreal de 1810
Èrase
La Villa de Oropeza
mecida en los valles
a los pies del Tunari
en las estepas
de la Khocha Pampa.
Y, su grito libertario
estremeció al coloso americano
“-El Alto Perú será libre
“-por que Cochabamba quiere que lo sea-.
Con las arengas de:
Francisco de Rivero
Melchor Guzmán Quitón
Antonio Allende
El tata Melchor Jordán
El Capellan Juan Batista Oquendo
Hoy
Docientos años Ah !.
No cambia el grito libertario.
Cambia el Solipsismo
Que ironía !.
Érase una vez.
El solar del valle de Tarata
cuna de guerrilleros de la independencia,
del bravo criollo Esteban Arze,
el mestizo indómito
Alejo Calatayud,
la abuela martir
Manuela Josefa Gandarillas,
los doctos de la San Simón.
Los oidores rebeldes
del Cabildo Abierto.
Los bachilleres
descendientes de hijodalgos,
amalgamados con nativos
de la Indias Occidentales.
Todos
Americanos por derecho.
Hoy
Docientos años Ah !.
No cambia el grito libertario.
Cambia el Solipsismo.
Que desventura !.
Èrase otra vez.
Chuquisaca La Colonial.
Y abrieronse sus boulevares afrancesados
en lluvia de amapolas, rosas,
claveles, crisantemos, camelias
y la flor de la Puya Raymundi.
Para ovacionar:
“ Ave Oh Cesar”
“Civilitas Salutate”.
Al deicidio caraqueño
Simón de la Santisima i Trinidad.
Padre de la patria.
Escribano de sus leyes libertarias.
La Memoria de Nueva Granada.
El Discurso de Angostura.
Hoy
Docientos años Ah !.
No cambia el grito libertario
Cambia el Solipsismo.
Que amagura !.
Patria Querida.
Valle Fecundo.
Donde buscar tu historia ?:
-En la I república Gala parida por la Bastilla ?.
-En la masacre del Conde de Guaqui ?.
-En el diario del Tambor Vargas ?.
-En la romería de la Virgen a la Coronilla ?.
-En el ejercito libertario inmemorial ?.
-En el Cabildo Abierto de la Plaza de Armas ?.
-En el toque del silencio ?.
-En el ajusticiamiento de los patriotas rebeldes ?.
-En el deguello de mujeres en la Colina de San Sebastian ?.
-En el obituario de la ilustración en el Inti Huatana ?.
-En los fragores de la batalla de Aroma ?.
-En las gregerías de las divinidades paganas ?.
-En la sangre de los estudiantes masacrados ?.
-En el panteismo de los chamanes del Kuntur Huachana ?.
-En el ”gauchismo” del mayo parisino o el agosto de Praga ?.
-En las luctuosas Jornadas Cívicas ?.
Donde quedó la patria ?.
Decidme donde ?.
Valle Querido.
Solar Amado.
Guardaremos tu historia.
Agrandaremos tu memoria.
Que nada, ni nadie,
Enteraos fanáticos conversos.
Nada, ni nadie
Permutará tu tempus de
REPÚBLICA LIBERTARIA.
Érase una vez.

Trafalgar Place – Regent street SW 1
Café: Real Food Company London
Septiembre 2010 -anti pesía-

RICARDO RAÚL CAUTHÍN ARAMAYO-FLOREZ

Categories: Antología social Taggar:

Bicentenario 1810-2010

september 3rd, 2010 Comments off

” Aún pediré otro premio a la nación, el de no destruir la obra de mi creación.
De preservarla por sobre todos los peligros ………….. ” .
Antonio José de Sucre
Mariscal de Ayacucho – agosto de 1826

Estimados lectores, esta vez desde Londres, la victoriana capital del Reino Unido, la de los tres Ricardos: el I Corazón de León 1199, el II en 1933, y el III en 1483. La Inglaterra de Enrique VIII que separó su iglesia de Roma. La del Duque de Orleans, quién gustaba de las arias del Bel Canto del gran Farinelli.

Asi mismo, fué Londres residencia de personalidades amantes de la libertad, como Carlos Marx, enterrado en Highgate, asiduo investigador de la biblioteca nacional donde escribió algunas de sus obras, entre ellas Das Kapital. Francisco de Miranda, precursor de la independencia sur-americana, y de cuyas ideas trata este Relato. Tambien procede nombrar a un ilustre embajador plenipotenciario ante la corte de su majestad, el distinguido señor Dn. Felix A. Aramayo, recordado en los anales diplomáticos de principios del siglo pasado, por su vasta cultura, su señorial prestancia, dominio del ingles, y sus gestiones ante el gobierno del Reino Unido con motivo del conflicto marítimo de su país mediterráneo.

Estará incompleta está remenbranza de personas que pasaron por Londres, si no mencionamos al general Augusto Pinochet, cuya inédita detención se produjo en septiembre de 1998 por Scotland Yard, y la posterior anulación de su inmunidad diplomática por la Cámara de Los Lores el 25 de noviembre del mismo año, su hernia lumbar le jugó una mala pasada.

Hecho este, que volvió a confrontarnos con nuestro pasado a quienes fuimos sus víctimas como “Prisioneros de Guerra” en 1973. Y, es que asumiendo el riesgo de padecer de temática reincidente, insistir en el tema, nos lo exige la memoria, la historia y los que no están, aquellas víctimas que siguen acusandolo desde sus fosas de cal.

A casi cuatro décadas, estan patentes las secuelas fisicas –el cuerpo es la parte sacrificable- , las psíquicas –el alma, la conciensia, la memoria-, y las de la NEGACIÒN.

Cuando un prójimo prepotente dice muy suelto de cuerpo: -Al que me habla de política lo mato, o, no tengo nada que ver con los políticos-. Como si estos fueran “apestados”.

Es hora de enterarse que precisamente fueron los políticos, los que se enfrentaron a las dictaduras, y los que ABRIERON las puertas de Europa para el arribo de miles de latinos hace tres décadas y media atrás.

Y bueno, Londres nos confirma que cuando hay voluntad y ganas de hacer justicia, todos los dictadores –todos- de ambos lados del espectro ideológico, deben ser tratados como cualquier ciudadano: “ A rás del suelo “, nos viene a la memoria: Ceuasescu, Pol Pot, Charles Taylor, Mugabe, Yong Il, y tanto sátrapa que oprime a su pueblo.

Ahora, con nuevos ánimos de reivindicar la memoria, viviendo en la diáspora del exílio, y cada vez más convencidos de habernos vuelto cosmopolitas del mundo, de no pertenecer a ningún sitio, ningún país, ninguna frontera, ninguna obsecuencia a experimentos de mesianismo deliroide, hecho este que no deceamos a nadie, menos a lo más querido que aún nos queda, la huella genética.

De modo que, con el tema de la génesis de las republicas americanas, nos reportamos desde Leicester Square Garden, en cuya fuente se lee:

-This enclosure was purchased, laid out and decorated as a garden by Albert Grant Esq.re M.P. july 1874

La zona de Piccadilly, la multitud se mezcla con mucha química gregaria, todos son todos y nadie es de nadie. Los “bobys” pasean ceremoniosos y gentiles, la flema británica, you now, al fondo suenan las notas de una gaita escocesa, la música profunda de los antiguos Celtas con reminiscensias de druidas sabios, cuadras adelante China Town con los olores, sabores y colores del país de la seda, luego los transeuntes: unos con turbantes indús, otros con tenidas semitas y viandantes a ritmo latino, en una otra esquina del Square Garden, se decantan los lamentos broncos de un saxofón neoyorquino con las cadencias horteras del Harlem o el Bronx afroamericano.

Y ya entrando en materia, concideramos lo siguiente.-
EL GRITO LIBERTARIO surgido en diferentes campanarios de las colonias de ultra-mar, que iniciandose en la Culta Charcas 25-V-1809, resonaron sus ecos desde el Grito de Dolores –Mejico 16-X-1810, a la Capitania de Chile 18-X-1810.

Epopeya para unos, generalmente los nostálgicos de un pasado de gestas heroicas y glorias de nunca acabar.

Evolución dialéctica del absolutismo de los Habsburgos a la utopía republicana, para los estudiosos de la fenomenología social histórica.

Ignominia del relevo de los dueños del poder por otro estamento emergente, el de los criollos, para los resentidos ucrónicos o los movimientos ”saltapatraces”.

Y, de estas y muchas otras tesituras que de haberlas, haylas, por la magnitud contundente de un movimiento revolucionario a escala continental en un territorio que cubre nada menos que 16.000 km. de longitud de norte a sur, y 42.070.897,8 km. 2.

Movimiento emancipador por donde se le mire y se le tase en sus cuatro costados, y cuyo precedente solo se puede encontrar en la Comuna de Paris –gobierno revolucionario de republicanos radicales, agosto de 1792-, y los enunciados teóricos de la revolución francesa, en parte inspirados en la carta de independencia de los EEUU –Constitución Federal 1787-.

Unido al pretexto o detonante amotinador del levantamiento en la metropoli de los fernandinos –Fernando VII- contra el usurpador del trono de los Austrias, el hermano de Napoleon Bonaparte, José, conocido por el poblaje como ”pepe el botella” por su afición compulsiva a los tintos ibéricos.

Levantamiento que quedará plasmado para la posteridad en las pinturas del celebre sordo de Fuendetodos: Francisco de Goya i Lucientes en sus: Fusilamientos de Mayo a los ciudadanos madrileños por los fusileros del ejercito gabacho.

Con estos entecedentes exógenos, se produce el alzamiento americano que conocemos como: Grito Libertario.
El Bicentenario es un tema a debatir. La polémica esta servida, por que lo ocurrido hace 200 años ah!: es historia, memoria, anécdotas, biografias, legado, herencia, tambien maldición y bendición, segun el ojo tasador de los herederos legítimos o bastardos que se sucedieron a travez de dos siglos de vivir odiandose y amandose, ignorandose olimpicamente a veces, otras cultivando amigamientos tán cercanos que se tornaban en sospechosos, en un continente de realismo mágico, todo muy cojonudo quién lo diría.

Esos herederos que no dudaron en ejecutar a los fundadores de la gesta libertaria, al Mariscal lo emboscaron en Berruecos, el Libertador les dijo “Caines”, para luego sucumbir en el exílio y el ostracismo.

Èl, otrora potentado, en el momento de su hora nona, bajó al sepulcro tán pobre, que la camisa que le sirvió de sudario era prestada : -È arado en el mar- , dejo dicho.

Como podia imaginar este precursor ilustrado que dos siglos despues esos Caines reencarnados en caudillos cerreros denigraran su memoria, y, ex-humaran sus osamentas para sus banderios politicos ?.

Así como sus líderes atrabiliarios negarán la epopeya de los valientes centauros que le siguieron cruzando las sabanas y la cordillera, para vencer a los ejercitos de su majestad ibérica y fundar las repúblicas americanas, pretendiendo sustituir su proeza emancipadora por neolíticos autóctonos.

Pero yá, alguien !, algún lúcido entomólogo de la historia sugirió en su época que: Sin la guerra de los 15 años y sus anónimos guerrilleros, en ese señalado instante, censillamente la patria no existiría, si acaso protectorados.

Es indudable que este pensador certero se referia sin duda alguna: al cura Hidalgo, el mambí Maceo, el tata Muñecas, los hnos. Sudañez, los hnos. Carrera, Francisco de Miranda, San Martin, Da Fonseca, Manuela Saenz, Josefa Gandarillas y sus heroinas Cochalas, Esteban Arze, Warnes, moto Mendez, Juana Azurduy, Alonso Yánez y sus Vicuñas, y así, se podría llenar páginas y páginas hasta el infinito.

A todos estos ciudadanos libertarios la historia les dá el apelativo de: Próceres de la Independencia.

Este, quizá pretencioso apelativo, está sujeto a la deliberación íntima de cada ciudadano nacido en una sociedad republicana, refexión que necesariamente deberá hacerla por que está en su derecho, como no?.

Por que esos hombres y mujeres. Enteremonos !!!……lucharon y murieron para que se tenga ese derecho, usemoslo en consecuencia.

Lo inobjetable, es que estos revolucionarios hicieron posible con su sacrificio o locura, como se quiera, la creación de las repúblicas americanas, esas repúblicas ingobernables, corruptas, honestas, planificadas, improvisadas, importantes, irrelevantes, fallidas, realizadas, anarquicas, dictatoriales o democráticas, bananeras, cafetaleras, narco-repúblicas; pero repúblicas al fin, en las antipodas al absolutismo de las monarquias europeas hace 200 años ah !. Y, hoy al despotismo simétrico del actual populismo.

Ahora bien, por que lo hicieron?. Por que ellos ?. Obvio !. No había otros en ese momento y esa coyuntura. Estaban ellos y debían cumplir ese imperativo de la historia.

Acaso no dejo dicho Lenin: “La revolución se hace cuando las condiciones estan dadas, ni antes, ni despues”.

Una vez consumada la Independencia por los ejercitos “criollos”, aquellos insurgentes que por los azares de la conquista y la colonia nutrieron sus tropas con todas las gentes que ya habían, y las que llegaron al nuevo mundo y se fundieron en un violento mestisaje.

Que tenian que hacer?. Buscar –por poner un ejemplo- a los descendientes de José Gabriel Condorcanqui y proponerle: Hemos quitado el poder a los godos –nuestros padres- ahora les devolvemos a ustedes para volver al ayllu, a la tribu, a la aldea?.

Nadie en su sano juicio concibe semejante actitud, a no ser que tenga alguna patología mental.

Que molesta entonces?, que no gusta, que tiene de anómalo que hayan sido los ilustrados de la época los que hayan realizado la Independencia ?.

La Libertad, guste o no: “ es hermana siamesa de la cultura “. Quién lee es libre. Quién niega el alfabeto se aborrega.

Por eso, los siniestros góticos de la edad media enviaron a la hoguera a Giordano Bruno, hoy, los nuevos Mc Carthystas patibularios apalean estudiantes.

Tomemos la palabra, la polémica esta servida.

Naturalmente, el sistema republicano, por sobre los análicis de sus lúcidos y vehementes panegiristas, desde Platon 428 a.c., llevan algo de razón, no es la sociedad perfecta, y no lo es por que la inventó el hombre, por lo mismo es el sistema más suceptible de mejorarlo, en contraposición a las dictaduras, a todas !.

La república, se dota a si misma de instituciones de autodefensa, control y rotación democrática, cuando se la practica con ecuanimidad, a la vez que evoluciona a la misma velocidad que la tecnología moderna, y puede proponer dandole sus tiempos una sociedad igualitaria, nos dice el pedagogo catalán dn. Francesc Ferrer i Guardia. Quizás entonces, se podrá pensar en un socialismo, pero del auténtico, aquel que no se embarranque en la gerontocracia, el culto a la personalidad y use la autocrítica para rectificar, lo que tanto cuesta al prójimo, reconocer los errores y rectificar. El atavismo narcicista de compararce con los dioses a ser perfecto y empecinarce en el error.

Como será de cierta esta tesitura, si hasta los regímenes más intolerantes y represores se dán el nominativo de república, otra cosa es que realmente lo sean.

Tambien las monarquias modernas europeas regulan su accionar con instituciones creadas por la republica, como las cámaras parlamentarias.

La república propone la descolonización integral. Por que la colonia es su antí-tesis. En consecuencia la descolonización auténtica será : la de la mente, la del imaginario, la de los tabues, la de las prácticas semióticas y los complejos históricos (hojear a Franz Fannon).

La actitud del colonizado, tiende a acusar al ex-colonizador y la historia de todos sus males y frustraciones. Pero, gusta con fruición de sus inventos, su tecnología, su idioma, su gastronomía, su moda, sus bellezas, hasta sus decadencias, imperfecciones y vicios.

Tambien gustan de sus créditos blandos o duros, los homenajes que les brindan, así sea arropandoles de bufones y otorgandoles titulos honoríficos. Gustan denominarce colonizadores cuando invaden los bosques para depredarlos y cultivar apiaceos.

Es muestra patente que la colonización esta en la cabeza, en la mente y las actitudes del individuo, entonces, es ahí, donde hay que dar el tratamiento de la correcta concepción identitaria a travéz de la información, la cultura y la apertura de horizontes universales.

A manera de Epílogo.-

Despues de 200 años de republicanismo recorrido por caminos borrascosos, con más tragedias que victorias. Si antaño fueron los Judas : Olañeta, Urdinanea, Caicedo, Gamarra, Paez etc. etc.. Andando el tiempo surgieron los otros, los elegidos por sus charreteras con titulos de salvadores de la nación, oprimieron al continente entero, con las carceles a rebosar, el tiempo del exílio y su grandilocuencia bananera.

Hoy, los nuevos mesías, imponen sus delirios patológicos persiguiendo a los que ayer combatieron a las dictaduras. Que: El mejor verdugo, es él de la misma sangre. (reza el dicho).

En las carceles de las dictaduras, estuvimos en las de dos paises. En los Comedores Universitarios de varias universidades del Cono Sur, lugares donde se dabatían las ideas políticas del amplio espectro continental y mundial. Nunca se cuestionó la república, al contrario, fué el común denominador para crear una nueva sociedad. La republica el hogar comun, el solar heredado de nuestros mayores, para mejorarlo y dejarlo a las huellas genéticas del futuro, los hijos, y los hijos de sus hijos:

Las Repúblicas Americanas, fundadas con generosidad y valor por TODOS sus ciudadanos. La polémica esta servida, tomemos la palabra !.

Anecdotario.-

A manera de cerrar este Relato, comentamos algunos sucesos de la memoria y la actualidad:
Visitando los lugares emblemáticos de Londres, legado de su pasado de glorias regias, recordamos que tambien tuvo su veleidad republicana, y fué en 1649, cuando Sir Oliver Cromwell proclamó la república como su Lord Protector, hecho este que los ingleses no lo niegan, lo asumen como parte de su historia.

La Monarquía de Suecia, tambien cumple el Bicentenario de la asunción al trono del Mariscal frances Jean Baptiste Bernadotte. Se cuenta (entre nos.) que este Mariscal de los ejercitos napoleónicos, era republicano y tenia tatuado en un brazo la trilogía francesa: liberté, igualité, fraternité, (entre nos.).

Mes de septiembre en España, de la primavera en el hemisferio sur del globo, empezó la vendimia, se acopiaran millones de cepas de vid para elaborar la bebida de los Dioses, los caldos ibéricos: blancos, rosados, verdes y tintos como la sangre. Por poner un ejemplo: solo en una cava de la ribera del Duero –el Danubio español- se embotellarán 60 millones de botellas de la variedad garnacha, y 50 mil barriles de la variedad alvarinho, que tál ?.
-Proponemos un brindis por el Bicentenario, bien que lo merece, faltaria más.

-Salut !, por las Republicas Libertarias Americanas !!!.

THERI IS NO DARKENESS
BUT IGNORANCE
Leicester Square Garden
Londres – Septiembre 2010

RICARDO RAUL CAUTHÍN ARAMAYO-FLOREZ

Categories: Antología social Taggar:

Un día después

juli 19th, 2010 Comments off

Desiderátum.-
A casí 40 años de exílio republicano y los que hagan falta, dedicamos este cuento corto en Antología Social a los amigos que todavia estan “mamando gallo” en lo que denominaremos: El Priorato del Valle.

El cuento fué premiado en el certamen literario de la Federación Española de Suecia FAES, en marzo de 1998, y pretendía ser un alegato contra la guerra.

Chavales, para vosotros con cariño y escusadme por no haber más talento, lo supliremos con la aséptica narración de lo vivido en esta quijotesca vocación bloguera.

” El autor, muestra en este singular relato el ostracismo a que queda reducido uno de los
protagonistas de la guerra entre dos pueblos hermanos.
Simbolo de una realidad repetida de las naciones pobres que en su miseria se matan
por Intereses Ajenos ”.
Jurado Calificador Semanario Raices / marzo 1998 año XIII FAES

Un día después

Esta amaneciendo en las últimas estribaciones de la cordillera de los Andes, ya se siente el tibio calor de una templada mañana de primaveral día de septiembre, las sombras desaparecen en las casitas blancas del tranquilo barrio del Carmen, en la ciudad del Valle.

En una de cuyas casas despierta el Coronel Eudoro Montenegro ex-combatiente de la guerra del Chaco Boreal -la del infierno verde- como la suele llamar.

Se levanta el Coronel a sebar su primer mate del día y siente de pronto la premonición de que algo va a pasar, remitiendole enseguida la misma sensación de sed enorme como la que sentía en los candentes tuscales del Chaco, cuando los dos ejercitos en combate, se disputaban el pozo de agua situado entre dos fuegos, en tierra de nadie, rodeado de los muertos de ambos bandos, que se mataban conforme disputaban el precioso liquido, y por lo mismo le pusieron el fatal nombre de: Pozo del Desesperado.

Despues de sebar su mate, costumbre que aprendió en la guerra, el Coronel asume su tarea de dar de comer a sus animales: sus gallos de pelea, sus conejos, sus aves de corral y su loro preferido, de pronto, se le encara su perro fiel Tigre, el Coronel se da cuenta que no tiene absolutamente nada para su compañero de soledad, no quedandole más remedio que abrirle las puertas del corral ordenandole secamente -Tigre, fiel amigo no tengo comida para darte, lo siento, eres libre vete y que Dios te guarde-.

Luego, volviendose a su mujer vuelve a ordenar -Maria Manuela, ve a por el pan para el desayuno, pero lo quiero para hoy, no para mañana-.

Ese, es un día especial para el Coronel, por que debe cobrar su mísera pensión de guerra, y alberga la secreta esperanza de que por fin llegará el ansiado aumento que prometió el gobierno de la nación.

Esta pensión le pagan al Coronel por haberse jugado la vida en las tórridas arenas del Chaco, frente a sus hermanos del otro lado de la frontera, por defender los intereses de dos poderosas empresas petrolíferas norteamericanas, ademas de ensayar maniobras bélicas de dos concepciones germanas de la guerra, la de los generales teutones Kundt y Estigarribia, con los muertos aportados naturalmente por dos pueblos comunes, unidos por sus miserias, sus sueños, sus ancestros, sus mitos y sus esperanzas; pero enfrentados ambos por un destino fatal, el de la muerte.

Todos estos recuerdos entristecen de mala manera al Coronel, y le dejan la sensación de frustración y vacio ante la vida.

Al subir al autobus en compañia de su nieto favorito Salvito, exibe su pasaje libre de ex-combatiente, más el conductor mirandole desafiante le dice: pase, pase…viejo “colaco”,
Dn. Eudoro Montenegro, se vuelve como un jaguar herido é increpa vigorosamente al audaz chofer: -Sepa Ud. so ignorante que soy el Coronel Montenegro, y é defendido con mi vida en el Chaco el petroleo que Ud. utiliza para conducir su vehiculo y ganar plata-.

El chofer pide disculpas: -perdone Sr. no sabía que Ud. era ex-combatiente, pase por favor.
Despues, el Coronel tendrá la satisfacción de encontrarce con sus camaradas de armas. En el calor del medio día todos esperan su turno frente a la ventanilla de pago de pensiones, unidos por su presente de melancólicos de una guerra perdida, pero con tiempos pasados dispares, como profesionales académicos, funcionarios mal pagados, burócratas aburridos, obreros calificados, charlatanes de mercado, videntes del futuro, saltimbanquis de circo y vividores de toda laya.

Delante del Coronel está su compadre del alma, el Teniente Arsenio Balderas, conocido como el ”mala vida”, por ser un jugador fullero y mujeriego empedernido de siempre, teniendo naturalmente una situación económica solvente en relación a sus camaradas de guerra.
Al ser precisamente el ”mala vida” quién cobra la pensión antes que el Coronel, cae en la cuenta que NO hay el tán esperado ”incremento” prometido por el gobierno de la nación, monta en cólera hasta ponerse rojo como un tomate, agarra el fajo de billetes de a cien pesos los parte por la mitad maldiciendo y jurando que eso no le alcanza ni para media noche de juerga con la ”niñas” de la Perla en la Siles, se lo pasa por el culo y los arroja al suelo con furia y desprecio, luego parte con rumbo desconocido sin siquiera despedirse de su cumpa del alma.

El Coronel, impávido, mira los billetes despreciados, partidos, votados como papeles sin valor y pasados por el culo,pero……., billetes al fín, y dice a su nieto favorito:

-Salvito, hijo mio, esa plata que esta tirada en el suelo es tuya recogela !!!…..

Un Día Después.-
El Coronel Eudoro Montenegro, despertará con las mismas ansiedades, los mismos fracasos y el mismo trauma de la guerra perdida, se sentará frente al fogón a contemplar la flama colorada y enviará a su mujer a comprar el pan para el desayuno.

De pronto sentirá los ladridos tán queridos y conocidos de su fiel Tigre, por un momento caerá en la certidumbre de que ese animal no le abandonará jamás, irá a su encuentro diciendo: -Tigre, querido amigo, hás vuelto como siempre fiel y eterno, por eso, hoy comeras tú, y nadie más que tú !.

Y en un arranque de alegría cogerá la olla con las carnes del almuerzo para vaciarla toda en el perol del perro.

Más tarde, la esposa al darce cuenta de lo sucedido, habría de preguntarle:

-Pero Eudoro, que hás hecho con la comida, y ahora que vamos a comer?.

Con un suspiro profundo y antiguo, el Coronel héroe de la guerra del Chaco Dn. Eudoro Montenegro, mirando fijamente a su mujer, la compañera de sus desdichas, tardará en responderle:

-Querida Maria Manuela, en esta casa, hoy no come nadie, solo el Tigre por que se lo há ganado.

Se sentará otra vez frente al fogón meditabundo y perdido en sus recuerdos, eso sí, con la certeza de que se morirá sin conocer el már.

Puerto de Gotemburgo marzo de 1998
Por la traducción libre al idioma sueco: Ricardo G. Cauthín – Rúa Jr.

El exilio es la continuación de la lucha por otros medios
Ricardo Raúl Cauthín Aramayo-Florez
Senior

Categories: Antología social Taggar:

Qué hacer? Rescatar la memoria

maj 30th, 2010 Comments off

”Hay quién tiene las ideas/ de un jabalí malherio./ Yo sé que, en el pueblo mió, /me han tratado como a una fiera/ por que nunca me he vendió”.
José Dominguez -El Cabrero- cantaor de Aznalcollár.

Siempre que nos reportamos desde Barcelona, con la severidad de un Relato en la incesante lucha contra el olvido.
Lo hacemos instalando la tienda de campaña en un Cuartel General, por algún sitio emblemático de la Barcelona bohemia.
Allí, donde alguién, quizas un buen samaritano o samaritana, estee por la faena de cooperar con este servidor de la palabra y la crónica.
Buscando y re-buscando, se encuentra algún remanso de soledad é inspiración en esta Ciudad Condal, cada vez más turística, y ya sin muchas veleidades de mecenazgo, como en los viejos tiempos del ”boom latinoamericano”.
Ahora, son otras sus prioridades.
Aún así, plantamos el Cuartel General por el momento, en una esquina romántica, situada en carrer de Ramelleres, al alero del Café D´Annunzio, ubicado bajo los portales románicos y señoriales pérgolas de pedreria gótica con siglos de añejamiento.
A media cuadra de la histórica, la catalanista y libertaria Universidad Autonoma de Barcelona, testigo de nuestros devaneos estudiantiles en el siglo pasado.
Su ambiente es de Olimpo, con bustos posiblemente de Juno, Baco o Venus, sus bajorrelieves de sátiros, amorcillos, faunos o estatuas griegas de perdidos templos de Atenas, de Delfos, o cementerios de islas Tirrenas o de la Hispania Citerior vaya uno a saber.
Los comensales gente en plan bien, ademas de los turistas, los eternos bohemios con aires de intelectuales venidos a menos, algún que otro aristócrata en decadencia, los sobrevivientes del mayo frances, parejas de chicos y chicas gay mostrando su amor a la lúz del día como debe ser, y algunos escribanos despistados bosquejando sus notas como este servidor.
Por lo mismo, el susodicho Café D´Annunzio esta ubicado en una plaza de rancios abolengos, en cuya placa reza con bizantino orgullo:
Plaza de Vicenc Martorell
St. Feliu de Guixols 1879
Barcelona 1956
Enginyer militar. Cartograf
Y bueno, ya entrando en materia, permitaseme comentar la nostálgica visita de la víspera respondiendo a la amable sugerencia de nuestro Editor de Cornellá de Llobregat, a una otra pequeña plaza –plazuela-, muy pequeñaja, como se diría; pero gigante por su historia y su dimensión de la memoria, que está perdida entre los laberínticos carreres de Garriga y Sta. Eulalia, muy cercana a la Catedral o la plaza de Sant Jaume.
Nos referimos a la plaza de Sant Felip Neri, de apenas unos veinte metros cuadrados, con tres arboles semi-secos y doblados por la vejez, once farolas colgadas de sus capoteras de configuraciones inquisitoriales y fraguadas en hierro forjado, una fuente de agua triste y diminuta al medio, y, el frontis de su iglesia, con su puerta tachonada de bronces, en la hornacina superior la imagen del santo que quizás dá el nombre al paraje.
Lo remarcable é imponente de la plaza de Sant Felip Neri, es el frontispicio de su iglesia, en sus muros de antigua piedra erosionada, estan marcados para la eternidad, como mudos narradores del silencio, los impactos de miles de balas de fusiles, de cientos de tiros de mosquetes, de decenas de descargas de maúseres de lo que fueron los fusilamientos en las épocas de la violencia de su guerra civil.
Los veredictos siempre cuestionables de los juicios sumarisimos, dictados más por las circunstancias bélicas y las pasiones contrariadas, que por el frio uso de la razón.
En el desamparo del instante, puede uno imaginar, el trote cansino de los percherones con crespones negros jalando a los condenados a la pena capital, mientras la multitud ruge y lanza improperios.
Se forma el improvisado pelotón de fusileros, ajustan los trabucos al hombro, presionan los gatillos y suenan los trallazos.
Caen los cuerpos como sombras sopladas por el viento caliente de la pólvora, la multitud, se enerva y vocifera reventando los petardos de trinito tolueno, en el ajuste de cuentas entre los bandos enfrentados en la contienda; por que los habían, y muchos por cierto.
Así, es estremecedor é impresionante el testimonio que muestra el improvisado paredón de fusilamientos, hoy convertido en panteón anonimo de un pasado feroz y de odio.
Sin embargo, Sant Felip Neri, creemos con la certeza que nos dá la razón, que bien podría compartir antología con otras viejas historias épicas de enardecidos juzgamientos, como la Bastilla parisina, por que no?.
Hoy, la plaza de Sant Felip Neri, esta reciclada en un patio de escuela, donde en los recreos se siente la bullanga de los niños ajenos a la tragedia que muestra el ex-frontón de fusilamientos, y golpean la pelota en el mismo, con la inocencia propia de la efimera infancia.
Los adultos que utilizan el páramo en sus actividades privadas, al ser preguntados por el monumento, fingen no saber o no querer saberlo, tienden un manto de amnesia provocada, casi imposible de romper, y sin embargo tán necesario el recordatorio para la catarcis de la memoria y la reconsiliación de la sociedad y los descendientes de la tragedia de la guerra, de todas las guerras, de ayer, de hoy, de mañana, de siempre.
Esas, donde no hay ganadores, donde todos somos perdedores, tanto el que cae en el combate, como el que mata al caido, aunque piense que há ganado. Mentira!, será solo ilusión pasajera; por que andando el tiempo juez deponente é infalible, y despues de la borrachera de su efimero triunfo, se dará cuenta que no há vencido, menos convencido, que es tán perdedor como su víctima.
Vistas así las cosas, la absurda lógica de la guerra:
-Who ar you soldier?.
-I am the death!…….You too!.
No sirve si no para llenar cementerios y dejar un reguero de huérfanos y viudas, las llamadas víctimas colaterales.
La misma guerra que ahora, en este siglo de los “veintiunos”, se extiende como una nube de langostas que amenaza tapar la lúz del sol, desde Ciudad Juarez, pasando por las maras de centroamérica, los bosques del Orinoco, las fabelas del Brasil y trepa a las alturas de nieves eternas de los Andes.
Es la guerra del llamado ”narco”, que mueve poderosos pecunios. medios de infraestructura, enciende la ilusión del dinero facil, encierra en el laberinto del Minotauro del consumo a generaciones ya perdidas para el futuro, y lo que es peor é inédito: el celestinaje, si no la cobertura permisiva de ONGs, sindicatos verticales y capullos tercer mundistas que se reclaman defensores de culturas telúricas.
Es inuadito é inaceptable, no puede haber cultura del vicio, de la droga y la degradación ambiental que esta con lleva.
Como la deforestación de los bosquez tropicáles para habilitar “chacos” de cultivo de la dizque “milenaria hoja”, la depauperación de los suelos al no haber cultivo rotatorio, y la contaminación de los rios con los vertidos químicos y desechos de la elaboración de la droga.
Alexionador será, que estos iconoclastas modernos se enterasen de la lucha que libró el viejo “timonel” en la China pos-revolucionaria, contra una otra droga que amenazaba con deborar las entrañas mismas del pueblo asiático, el opio.
La tierra, no puede ser una deidad sagrada usada como moneda de chantaje de los sahumerios telúricos, tampoco sobredimensionar sus derechos a los derechos universales de los hombres, ambos se complementan, no se explica la existencia del uno en detrimento del otro.
La tierra, es el planeta hogar pasajero de las generaciones de seres humanos durante miles de años, consecuentemente todos tenemos nuestro origen en la misma, somos originarios del planeta tierra, nadie llegó de Marte.
Basta de sofismas folclóricos !.
La tierra, debe ser protegida por la humanidad entera, sin elegídos ni rechazados, y sobre todas las tesituras, aquellas que tienen argumentaciones científicas, no sacrificios de cánidos, capicci popolo?.
Como si esto no fuera suficiente, ese atormentado continente, que más padece que vive, anclado en su marasmo al sur del már de los Sargazos, y que no aprende a curarce de espantos.
Ahora, padece de un otro espanto que recorre por algunos de sus paises, el de los tsunamis neo-populistas, cuyos monitores incapaces de la hacer la O con un canuto pero con sueños de gigantes, que padecen el síndrome del bolchevismo, se apoderan a nombre de la redención de lo habido y por haber, del bien y del mal, de la verdad y la mentira, del odio y del amor, de la vigilia y el sueño, en fín, en apenas una década hán superado con creces los desvarios del célebre Patriarca del libro de Gabito, y no dejan nada al uso privado, o quizás los afanes de Onan?.
Hán entrado en una voragine de confrontación con las ideas libertarias, donde es practicamente imposible establecer la violencia agresiva de la defensiva, la transitoria y la permanente.
No respetan la historia, menos su memoria, todo hecho pasado es maldito, no sirve. No conocen la continuity of historia, por que padecen la patologia de Arquimides, quieren mover el mundo obviando la “palanca” de lo construido anteriormente.
No saben que sin el auxilio de la memoria, en tanto y cuanto patrimonio, herencia, genes, nombres, legados y conquistas, se edifica en el vacio.
Negando la memoria, no se enmiendan los errores del pasado, no se construye el presente menos se planifica el futuro. Se cae en la abyección errabunda de las dictaduras, el nuevo estalinismo contemporaneo?.
Se manejan sosteniendo lamentables contradicciones, veamos algunas:
A la llegada de los españoles al Nuevo Mundo, habían dos mega-civilizaciones, los Incas y los Aztecas, que fueron catalogados como IMPERIOS pre-colombinos y como tales fueron colonizadores y agresores de otros pueblos débiles, esta tesitura comprobable en cualquier enciclopédia seria, hecha por tierra el cuento de que la colonización y la agresion empezó con el arribo del ibérico.
Bolivar, fué un ilustrado liberal de su época, admirador de Bonaparte y un convencido republicano. Ahora, resulta que era marxista, socialista, y por ahí hasta cacique de alguna tribu de la sabana llanera.
Los militares en la década de los 80, no se replegaron a sus cuarteles por ”buenitos”. No!. Fueron obligados por las fomidables movilizaciones de los estudiantes, catedráticos, pequeña burguesía y clase media intelectual libertaria, y hoy, deben rendir cuentas de ese pasado. No ser “endiosados” y usados como fuerza de choque contra la ciudadanía contestataria.
Lo último, si en el siglo pasado América Latina presumia de cierta homogeneidad, la unidad frente al enemigo comun, el continente que hablaba con una sola voz por las libertades democráticas. Hoy, esta atomizada, se puede afirmar que es una ENTELEQUIA.
Se há convertido en un continente disimil, sujeto a varias velocidades. La de los llamados paises serios ”euroamericanos”, como dijo uno de sus estadistas, preocupados por generar fuentes de trabajo para sus habitantes.
La otra, ”los remolones” del Mercosur, que paulatinamente se van incorporando al desarrollo y las nuevas tecnologías, aunque con una política internacional ambivalente.
Y los que se pueden contar con los dedos de una mano. No negocian, no concertan, se aislan, cobran deudas históricas, solicitan créditos y garantías para el envio de las remesas de sus inmigrantes, víctimas muchas veces estos de la explotación en los paises de acogida. Es patético ver a estos sufridos laburantes bajo el rigor del sol del medio día sudar la gota gorda en las obras de construcción, o en las madrugadas recoger la basura en las calles de Barcelona, y no es necesario acercarse y preguntarles por sus nombres, en las labores de su faena conversan entre ellos en quechua, uno se pregunta: Hostias!, que tributos estan pagando estos andinos lejos de su tierra, mientras sus guías espirituales se pavonean hablando de dignidades y altos vuelos galácticos?.
Tambien hay otros trabajos más comodos y acépticos como no?, por ejemplo de camareros; pero esos trabajos – hay mala vida – son para otro tipo de inmigrantes, que tál?…

Vistas así las cosas, la guinda que faltaba en los atentados contra la memoria, es el acoso y derribo del juez Baltasar Garzón, hombre integro de trayectoria universalmente conocida a favor de la justicia, contra el olvido y los crímenes de lesa humanidad.
A manera de rendirle un homenaje en este Relato, cedemos la palabra a quien mejor que al poeta español Luis Garcia Montero:
“ Nos parece muy grave que las mismas personas que rompieron la legalidad para imponer el terror hoy utilicen las leyes para burlar a los descendientes de los que ellos mismos
ejecutaron “.

Esta sabia sentencia, tambien acusa a los “minstrelshow” del populismo.

“La memoria abre expedientes que el derecho considera archivados”.
Walter Benjamin

Barri Gótic
Barcelona mayo primaveral
RICARDO RAUL CAUTHIN ARAMAYO-FLOREZ

Categories: Antología social Taggar:

Crónicas libertarias desde la Petxina

januari 27th, 2010 Comments off

Non Omni Morial (No todo ha de morir en mí. Presidio de Achocalla 1972).
– Praefatio necessarium est.-
– Por que Crónicas?… Por que Libertarias?… Y, por que desde el carrer de la Petxina?. (leasé Pechina).
Veamos:
Crónicas.- Lo fantástico y poderosamente pedagógico de la historia, -La Madre de todas Las Crónicas-, es su irrebatible condición de deponente y juez certera al mismo tiempo.
Es así, como nos comprueba que somos criaturas reincidentes en los mismos errores, humanos al fín. O mejor dicho en cristiano: Nos gusta pisar la misma caca de manera repetitiva y esquizofrénica, lo reafirman las crónicas, que pena!.

De modo que, sí en el siglo pasado, nosotros, los outsiders del tiempo del amor y las flores, le dijimos NO! a la bota militar y al pacto militar-campesino. Hoy, en este siglo de los socios. El sosiOlismo al 10 %, tambien le diremos NO! al pacto oclocrático.

Y, no es que no nos guste el “acullicu” (masticado), sino que el masticar hojas verdes todo el tiempo es cosa de ruminates y tal vez algo peor.
Entonces, para que quede clarito como el agua que se decanta de los glaciares. Dictaduras?… No Gracias!. Ni de Dios, menos de oclócratas iluminados. Que no es de mentes equilibradas sostener sojuzgamientos de 500 años para asaltar la libertad y violarla.

Que tambien de acuerdo a crónicas comprobadas, aunque hoy negadas por bellacos historicidas que de haberlos haylos, existen pueblos con sufrimientos de más de 5000 años, y no reclaman revanchas históricas, al contrario, son ejemplos de cultura, artes, ciencia, rotación democrática, premios nóbeles, desarrollo y alguito más, estamos?

En estos días de efervescencia navideña, a pesar de la crisis, pastoreamos al tiempo sentados a la bartola en el café-bar de siempre el Scrib´a en el carrer de la Petxina –la calle de la caracola menuda-, vamos hojeando con atención de escribano miope de crónicas, una otra crónica la del sufrimiento y la resistencia. Es la 2da. Edición del Informe: Violación de los Derechos Humanos, elaborado en su edición original por encargo de la COB en el exílio de 1976.

Es triste hurgar en la rémora cronista de la memoria, al menos en el caso de este servidor, consignado con el número 389 (pag. 178) en el listado de presos políticos, así como recordar las vivencias paridas en el dolor en los testimonios consignados en las páginas 74 – 75 El Alto Madidi, pag. 82 Coati, y pag. 83 – 84 Chonchocoro, las mazmorras más bragadas de la dictadura.

Esta 2da. Edición, si bien siempre será un testimonio engendrado en la verdad y nada más que en la verdad, crónica vivida al fín, pero, nos trae el tufillo de haber sido ”desbautizada”, es decir censurada. Nos lleva a esta certeza la comparación que hacemos con fotocopias de la edición original que nos fueron entregadas en las dependencias de Emmaus-Björkå (Suecia) en el invierno de 1977, se nota un posible “encargo” de algun chaman honoris-causa de los que mangonean en el reino de los pluricéfalos.

Sin desmerecer a las víctimas de la represión, a las que recordamos con todo el respeto del que somos capaces, y por la honestidad con la memoria histórica, debemos afirmar que el estudiantado, de el que este servidor fué dirigente, era la piedra en el zapato de la dictadura, la intransigencia y rebeldía propias de la juventud, y más aún si esta es letrada siempre será contestataria a toda forma de autoritarismo en los cuatro puntos cardinales del planeta y en todos los tiempos.

Los estudiantes fueron uno de los sectores más golpeados por las dictaduras, así como la pequeña burguesía, de cada diez presos, siete eran de clase media entre estudiantes, maestros, periodistas, abogados, médicos y profesionales académicos, luego de manera testimonial un campesino, un minero o un fabril, los líderes chifleros no estaban, y no nos inventamos esta tesitura, no queridisimos lectores, ahí está el libro 2da. Edición-Testimonios de la COB. Ellos, no estan, son los ausentes de la lista, no salieron en la foto, son los que hicieron la rabona, los rochistas de la clase. Más claro les decimos en su papiamento de 36 dialectos: Mana kanchu, ama llulla ockenchitos.

Así que, enteraos improvisados conversos, a la historia se entra por la puerta grande, la principal y luego de un fogueado aprendizaje, esos son los llamados políticos profesionales. A la historia nunca se entra por las ventanas o rompiendo los tejados o inventado fábulas.
Lo que cuesta deglutir, es que lo mejor de está era ya ha pasado. Los mitos, las leyendas, las epopeyas, las revoluciones, las inmolaciones, las caidas heroícas, los progres rebeldes, anarquistas, comunistas, izquierdistas, los pequeño burgueses desesperados, en fín los idealistas utópicos ya han puesto los cimientos de la historia y esta les acompaña.

Entonces, no queda más que apañarce en este siglo 21, con la crisis, el calentamiento global, y los que dijeron serían honestos y son chorizos, que habían leido miles de libros y son más bordes, que tenían decensia y vaya que nos salieron golfos, que eran currantes y solo son gandules, es la marea sin control de la hojarasca que pretende arramplar con todo aduciendo que le llegó el momento, lo veremos.

Por ahora nos remitimos a lo que en su momento afirmára tán acertadamente el gran Albert Camus: “….fué en España donde los hombres aprendieron que es posible tener la razón y aún así sufrir la derrota….”.
Ahora bien, aclaramos que la Federación de Estudiantes de Cochabamba, fué la más tocada con tres de sus dirigentes adentro, luego Sucre con dos, el Beni y La Paz con uno, y varios cientos de estudiantes de base que caían tras cada revuelta. Eso es lo que se pretende cronicar en esta Relato Real.

Ademas lo hacemos como un homenaje, quizas tardio, pero homenaje al fín, a todos esos bravos chavales caidos y que no estan más entre nosotros, salvo en las crónicas que cantan los bardos ocacionales cuando rememoran el pasado, y que tambien son cada vez menos, y por que ahora, todo lo cubre el manto del olvido concertado, sin pasado, sin historia, sin anécdotas, sin trayectoria que cronicar; pero con muchisimo odio y mala leche. O como diria el célebre Manco de Lepanto: “Cada quién es como Dios lo hizo, y a veces peor”.
Tambien estas crónicas, pretenden ser ún otro homenaje a los miles de estudiantes de medio mundo, repetimos: medio mundo, que fueron maltratados y vejados en el stadium de fútbol de Santiago de Chile en la primavera de 1973. Y, estan consignados en el libro Terrorismo de Estadio de la periodista santiaguina Pascale Bonnefoy Miralles, quién tuvo la gentileza de incluir a este servidor en las páginas 131, 107, 255, 322 y 324. Gracias! por tú valentia Pascale.

Entonces, llegó el momento de contar esas desventuras de esa generación de jóvenes libertarios republicanos antes que la ventolera del olvido premeditado los quite de la faz de la tierra.

Libertarios?.- “Davant aixó, nosaltres proposem la militáncia lliure i desinteressada i l´autogestió del llarg camí que encara ens queda per recórrer”.
El Grillo Libertario – Conellá de Llobregat.
No se es libertario. Se esta libertario, que es estar libre y gustar de la libertad, aparte de situlezas escolásticas, se está libre no por cumplir ninguna obligación ni sacrificio. Se está libertario con la certeza completa de quién quiere para sí una vida plena de oportunidades.
Y, se reafirma como poseedor de la vida ante el cerco de la muerte impuesta generalmente por el estado totalitario.

La libertad no se negocia, no se cambia; por que nada se le iguala, la libertad no se delega, se la toma y se la ejerce con la mayor equidad posible. El Libertario, no encarga la administración de la libertad al reino de nadie; por que sabe que sin libertad todo pierde valor, todo se vuelve yermo, hasta la mayor subención, no se puede aceptar la dádiva: te doy un bono, mil bonos; pero yo administro tu libertad.
El jóven libertario no acepta el partido único, el servicio militar obligatorio, ni de vainas!.
Solo sus ideas libertarias significan la justificación para su alma y ciudadanía rebeldes, que se traducen en un acendrado republicanismo-libertario como garantia de honradez ante la historia.
Entonces, al ser la libertad la piedra de toque, la condición sine qua num para la supervivencia de la humanidad, los jóvenes libertarios se reafirman en depositarios de la confianza de esa virtud de la ciensia positiva.

Y, generalmente suelen ser intelectuales de café y mucama de servicio, enamorados de las flores, distinguidas damitas lectoras compulsivas de Flora Tristan, Baudelaire, Rosa Luxemburgo, Rimbaud, Simone Veíl , Sartre, Federica Montseny o Camus, y saben que no nacieron para ”amas” de casa, menos para servir al macho cabrio, son tambien bohemios que espantan la oscuridad con la cadencia de sus versos irreverentes, y, como no?, los jóvenes estudiantes de la clase media, defensores de todas las causas habídas y por háber: desde la carencia de material didáctico hasta la explotación de los animales, de la lucha por los derechos humanos a la liberación sexual, de la liberación de los presos al otorgamiento de un puesto de trabajo justo, desde la supreción de la educación autoritaria a la pedagogía moderna y occidental, desde la maxíma tolerancia en la maxíma diferencia, en fin, a la exaltación de la república a tono con el legado del pedagogo histórico catalan Francesc Ferrer i Guardia que: -no creia en la revolució espontánia sino en la instauració d´ una república com a pas previ per arribár a la societat igulitaria-.

De modo que, la juventud estudiantíl en las décadas de los 60-70-80, se identificó con los ideales libertarios republicanos, estos a su vez se renovaron despues de las guerras en el viejo continente y tuvieron su apoteosis a partir del mayo frances del 68, el movimiento hippie contestatario de San Francisco, y perdieron la noción de pecado identificandosé con las luchas por la democracia, adoptaron como suyos los colores rojo y negro de la rebeldía libertaria é hicieron suyo el lema: Por mejores condiciones de estudio, vida y trabajo”.
Por ultimo, el jóven libertario republicano siente que se a ganado el derecho a militar en las causas más nobles, y la más importante, la resistencia a todas las dictaduras, independientes de credo politico, raza o grupo tribal, concientes de que el descolonizado suele ser, vaya ironía, peor dictador que el colonizador, verdad que si?.

Desde la Petxina?.-
El carrer de la Petxina, es el paseo de una cuadra, un mini boulevard, una callecita corta o una caracola menuda, de esas que son el ingrediente indispensable para elaborar una genuina paella mediterranea con sibarítico sabor y fundamento de mar, sin las petxinas censillamente no hay paella marinera.
Así, el carrer de la Petxina empieza en la esquina de las Ramblas de Sant Josep y sus lozetas traqueteadas por la paliza del tiempo y aquellas carrozas de los grandes de la Ciudad Condal, quizas los Duces de Medinacelli, los Sres. de Claramunt, de Florejacs, de Queralti, de Muntsonís o hasta el mismisimo Conde de Barcelona, acaban toqueteandose con el carrer de les Cabres, que es una prolongación de las lánguidas marisquerías del totémico Mercat de la Boquería, esas donde se puede degustar desde un arroz a la cubana, a porciones generosas de fuet, un bacalao a la asturiana, unos macarrones con bendreta u otras exquisiteces con gran “caliu” solo para “golafres” del paladar.

La cercana Catedral Metropolitana contigua al Palau de la Generalitat, hace oír sus diáfanas campanadas varias veces al día, con repiques del llamado a misas, al angelus, a maitines, a muerto y en épocas preteritas de convulsiones los toques a rebato.
En la Petxina, el viandante puede contemplar las gastronómicas pollerias al lado de auténticas cavas de cata de tintos de alcúrnia, delicia para los expertos en caldos de vides y buen aprendizaje para iniciados en las artes espirituosas del Dios Baco.

El cafe-Bar Scribà esta situado en la planta baja de la antigua casa Figueras, tiene cinco mesas en el pasaje , cada meza con cuatro sillas, todas color cacao crudo, así como las henormes sombrillas, adornan algo más de media docena de palmeras enanas amazónicas de verdes de todos los tonos. La atención es cordial, atenta y amigable dependiendo del cliente.
Los edificios de la Petxina de arquitectura barroca con solero de siglos, no pasan de los cinco pisos, adornados con farolas colgantes, hiedras trepadoras, y zaguanes sepulcrales o conventuales entre tétricos y románticos labrados de sus pedreras.
Los balcones de la Petxina, secan al sol las coladas exóticas de pobrerio migrante, estas penden de las bardas todavía blasonadas con los escudos de armas de épocas épicas, de aquellas de los Francmasones, los Templarios, los Cruzados contra el sarraceno Almanzor, de Marqueces, Condes, Duques, de apellidos ilustres de la catalanidad de toda la vida, de banqueros mecenas de las artes a cuanto letrado recaló en sus puertos mediterraneos.

Sus balcones de cobres carcomidos por la pátina del tiempo, reverdeados por el humus, el viento y los soles de las tramontanas que atraviezan soplando irreverentes sobre las islas Baleares desde el tórrido Sahara, en los bochornos veraniegos de la Costa Brava.
Esos balcones de antología que en esta tarde navideña oréan a la brisa templada que baja del Panedés, evitando con estilo y clase sus linajes históricos: Chilabas moras, saris indús, guayaberas caribes, aguayos andinos, sarapes carabina 30-30, rebozos de lloronas, tejidos de pañoletas traidos de todos los confines del mundo, y cuando no? las braguitas frotadas de tanto usar, lavar y volver a usar, con los colores gastados del arco iris.

En ese ensamble de pasado y presente, se nota la dicotomía que transita frente a nuestras narices, las célebres gordas de Botero, meneando impudicamente sus opulentas curvas de escándalo con increible ostentación y sin recato, vociferando a grito pelado en idiomas que solo ellas entienden: a que les habran la puerta del zaguan, les repitan la compra o simplemente remarquen la estación del metro para ir al Monte Carmelo a hacer una curradita.

Pero, en definitiva lo que pretenden es hacer oir sus voces agudas y potentes de matronas del tercer mundo, como forma de mostrar su presencia a los solemnes comensales, turistas, bohemios y otros temas con sus locos, tipo este servidor, sentados en el Scribà.
Es, en el entorno dicotómico de estampas é incoherencias del pasado y el presente donde se mezclan incólumes al silencio o la vocinglería del honorable: Las Señoritas de Avignon de Picaso, Las Meninas de Velasquez, Los Fusilados de Mayo del sordo Goya o los paisajes surrelistas del fenicio loco de Cadaquez, Salvador Dalí el genio.

Y, como para que quede completo el panorama, no falta la figura escurrudiza y misteriosa del gitanillo Esaías, luce un sombrero alón negro, un tremendo aro en la oreja derecha, tiene los brazos culebreados de tatuajes, un par de dientes de oro y ese aire de soledad de los caminos.
Lleva a cuestas una pequeña valija parda que como una caja de pandora la abre para mostrarsela a los curiosos, incautos o posibles compradores su increible colección de abanicos
de todos los tamaños, colores y procedencia, es su mercancia clandestina que sigue a la propuesta: -abanicos finos, majos, solo un eurillo, quieres?-, cierra la valija mirando a todos los lados, para luego interrogar con la mirada y cerrar el trato. No da lugar a mucha conversa, pero se le adivina en el aspecto esa añoranza de tiempo perdido de la que presumía Melquiades, el sabio de Macondo.

Es, en estas lánguidas tardes tán catalanas de fin de año, donde nos atrevemos a cronicar las andanzas de aquellos jóvenes libertarios republicanos del siglo pasado, que tuvieron un sueño, reconquistar la democracia secuestrada en los cuarteles, y acabó siendo una pesadilla en este otro siglo; por que su majestad la democracia, nuevamente está secuestrada en el autóctono reino de antropología auquénida.
Aquellos increibles heroes no se merecían semejante ultraje; quizas, por eso buscaron la muerte con una obstinación bastante parecida a la porfía por un final preconcebido, más que una desgraciada circunstancia de la vida.

Ahora, que ellos descansan por fín bajo cuatro codos de tierra, los sobrevivientes de la gesta, nos tomamos el atrevimiento de narrarlo todo en estas breves crónicas de antología social para el indulto de la historia, al socaire sosegado y la cobertura condensada de reminiscencias que nos brinda el Scrib á del carrer de la Petxina.
Sin perder de vista el absoluto convencimiento ni por un instante: que la última trinchera a rendir, será él de la libertad, y la última barricada a defender, él de la república, luego, sus últimos combatientes: Los jóvenes estudiantes libertarios y republicanos.

Advertimos que, nombraremos por sus nombres a los compañeros que ya no estan, por sus sobrenombres a los que aún viven y se mantienen en misantrópica espera, los lugares y hechos, no son mera coincidencia, existieron en la realidad, lo prueban nuestra honestidad, las historias orales que se cuentan en las tertulias, y por que no, las últimas emerotecas que habrá que pasarlas a la clandestinidad antes que las destruya el despelote jurásico del siglo 21, mala honda para tiempos malos.
Adelante pues!. Y, que nos ilumine la Moreneta de Montserrat!.

Ricardo Raúl Cauthin Aramayo-Florez
Tardes navideñas del Scribà
Diciembre del 2009 (continuará)

Categories: Antología social Taggar:

La soledad del exilio

november 10th, 2009 Comments off

”……….los que un día partimos de España con la idea de hacer la América, y al paso descubrimos que había ocurrido lo contrario: América nos hizo a nosotros”.
Constantino Diaz Luces, emigrante español – estracto de Carta de España.

Cuentan que en algún momento de la guerra fría en el siglo pasado, dos perros atravezaban la frontera Checoslovaco-Polaca en sentidos contrarios. Preguntó el perro checo: -Donde vá tán apresurado colega?, el otro respondió: -Voy a Praga, tengo hambre quiero comer, y Ud. pá donde?. Respondiole este: -Yo voy a Varsovia, estoy abrumado, quiero ladrar!.

Sin duda alguna, ambos partían al exílio, el uno por que tenía hambre y el otro por que tenía algo que decir, y naturalmente no les estaba permitido en sus paises de origen.

El término EXILIO, proviene de la voz látina “ EXSILIUM “ y significa: castigo, destierro, deportado, expulsado, extrañado. En la antiguedad hechaban a los obiectos ó los non gratos al ostracismo del Mare Nostrum para que vivan como parias, apátridas, soterrados ó nómadas, lejos de todo lo querido.

De modo que el exílio es tán antiguo como las fechorías de los hombres sobre la fáz de la tierra; por lo mismo es doloroso, sin páz interior por todo lo dejado y que llama ponderosamente al retorno casi siempre imposible.

Desde que el antropoide de descolgó de un arbol en algún lugar de la sabana africana, o fue expulsado del paraiso, como se quiera, empezó a caminar, a emigrar, a exilarse buscando las mieses para nutrirse y perpetuar la especie, y así á sido y será hasta que el mundo reviente por el uso y abuso del que es víctima.

Grandes pensadores vivieron y escribieron en el exílio, veamos a algunos de ellos:
Voltaire –Francois Marie Arouet-, enciclopedista y exórdio de la revolución francesa estuvo exiliado en Inglaterra, Lorena, Postdam y el Castillo de Ferney en Suiza.

Carlos Marx, a quién sus enemigos le decían El Moro, filósofo, economista, sociólogo y politico, vivió y murió en el exílio en Londres, ahí escribió su obra cumbre:
Das Kapital y el manifiesto comunista.

Willy Brandt –Karl Herbert Frahm- político socialdemócrata aleman, vivió su exílio en Suecia hasta retornar con el grado de Teniente a la reconquista de Berlin.

Josep Tarradellas, político catalán dirigente de Esquerra Republica de Catalunya, fue elegido President de la Generalitat en el exílio, más tarde confirmado por la nueva constitución española.
Entre los nuestros citaremos a algunos entre los miles por supuesto:
El indio zapoteco Benito Pablo Juarez García –Padre de la Patria Mejicana-, luchó contra la monarquía impuesta de los Habsburgos com presidente republicano desde la frontera de EEUU.
José Martí –El Apostol-, escritor, poeta y politico cubano, vivió su exilio en España, Guatemala, Méjico y EEUU, fue independentista contra la corona Ibérica.
Francisco de Miranda –El Precursor-, patriota venezolano, mentor de libertadores, primer idéologo de la patria suramericana, murió en el exílio en Carraca-Cádiz.
El Dr. José Maria Linares –El Dictador Letrado-, abogado y político chuquisaqueño (Sucre) hizo su carrera política en la frontera peruana, y murió en el exílio en Valparaiso – Chile.

Estas cortas rememoraciones que narramos en este Relato Real, son solo breves pinceladas de las muchas vidas que consumió el exílio, de los que se atrevieron a pensar ó concebir la vida de diferente manera a como la entendian otros, generalmente los prójimos prepotentes asaltadores del poder, los iluminados ó los autócratas.
De modo que colegiremos que los espiritus ilustrados de las víctimas de los exílios en todos los tiempos, ademas de sus afiebradas certezas de pensamiento libertario puro, llevavan en el fondo del precario equipaje como pena, castigo y al mismo tiempo consolación: La Soledad.
No tenían muchedumbres que los aclamaran, acólitos que les sirvieran, costesanos que les aduláran, ni siquiera la familia para apoyarles. Solo la certidumbre de su verdad y como no?….su soledad! En territorios de nádie, detras de fronteras extrañas y no siempre gratas.

Así como las huestes semitas del Patriarca Moisés en el deambular sin rumbo por el desierto, oteando en lontananza los perfiles de espejismo de la tierra prometida, los oasis de leche y miel, de dátiles y vides, de trigo y palmeras, de libertad, paz, tolerancia, unidad sin fisuras de los hombres y mujeres de todas las latitudes de esa erosionada realidad.

Vaya que sutileza de deceo!, por ser casi todo virtual, por ser solo lo prometido. En defitiva, la trahumancia del exílio será un herrar en busca de la nada, de los sueños, de la utopía, de desvanerce en las brumas del tiempo, del desarraigo, la añoranza, la pérdida de la memória, la identidad, vamos! hacia los abismos de la soledad.
Y así, caminar sin norte, por que para el caminante del exílio, se borra el norte, solo queda el camino por andar, y casi siempre como el llanero solitario: sin indio y sin caballo.

El exiliado, no busca la caracterización de la realidad histórico-concreta, la agudización de las contradicciones ó la descripción de la contradiccion principal con el espiritu aristotélico. Al contrario, todo ese bagaje teórico le busca a el, le persigue, se le ensaña para perturbarle los sueños y la conciensia.

El exiliado de largo aliento no busca la felicidad, es más, la rechaza, la niega, la repudia, en el supuesto que la haya. Su formula es simple: Sí a los caidos en la segunda mitad del siglo pasado se les negó la posibilidad de ser felices, se les truncó la vida, los que salieron vivos de la contienda no tienen derecho a aceptar la felicidad, eso implicaría negar a los heroes, traicionar su historial de resistencia.

Entonces, el exiliado de las dictaduras tiene dos opciones: O mezclarce con la purriela bárbara de la migra económica. O enrocarce en la misantropía de la memoria histórica. No hay por donde perderce, solo escoger lo caulitativo del exílio.

La tesitura que justifica la legalidad de ese exílio, así sea a manera de consuelo, es que no se arribó a las europas como anodino mojado sin papeles, al contrario, se les otorgaron el prestigiado Pasaporte de Apátrida, el de la Convención de Ginebra para los vencedores de la II Guerra mundial, que les otorgaba cierto status de aristocracia diplomática, lo que suponía pasar de ser una especie en vías de extinción, a una especie protegida. Quizas a muchos moleste, pero así fue.

Por todo lo descrito, afirmamos que en el siglo pasado, un tiempo que nos estremece por que estuvimos ahí, gozamos y padecimos de aquello, de sus virtudes y sus miserias –El Siglo XX-, el de las revoluciones heroicas, según quién las diga: de los Urales a la Muralla China, de las playas del Ebro a las costas antillanas. Inspiradas en ideales nobles como no?, bien intencionadas quizas!; pero, muy mal gestionadas y peor administradas, y por lo mismo dialécticamente fallidas, fracasadas ó recicladas en triste parodia en este siglo, dizque 21, como coletazos de Leviatan de la caida del Muro de Berlin.

La segunda mitad del siglo pasado, el de las luzes, y permitacenos la frivolidad de adjetivarlo con cierta certeza que nos otorga la vivencia, el siglo de los ideales puros, los sueños, el amor, la rebeldía, la música, la protesta cinsera, las flores, la primavera, la juventud y lo importante, esa nuestra América mestiza todavia libre de sospechas de narcotráfico y tsunamis étnicos, que nos propondrían siucidios colectivos a nombre de divinidades paganas y el vil señor don dinero.

Eso sí, ya con indicios inequívocos de ruidos de sables, de afiladas de bayonetas, de redoblez de tambores de guerra, de reuniones urgentes en los estados mayores, de contubernios en los cuarteles, de becados de emergencia a los reclutas más desalmados, a los mostrencos más “tigres” a los cursos de contrainsurgencia en Fort Gullik en el Canal de Panamá.

En las sombras de la noche, se preparaban las dictaduras, la carnicería, la muerte y como no el exílio político, el gran deborador de almas que no de vidas.

Con estos presentimientos cuasí certeros de estar siendo marcados con la Diana de los caines apocalípticos, llevavamos a cuestas nuestra juventud de estudiantes rebeldes, de becarios a tiempo completo, de clase media acomodada, de desesperados pequeño buegueses, y asistíamos a las tertulias en los mesones del café Crillón el de el turco Sabja, a las saudades de aromáticos cortados de café do Brasil, de tesis políticas semielaboradas, de lecturas afiebradas de los clásicos de toda la vida, de poemas provocadores al estilo de vida y la hipocrecía, de catilinarias apasionadas con eufemismos en latín. Desarmábamos como un puzzle de oráculo ese mundo incompleto, lo limpiabamos con la paciensia de orfebres de metales preciosos, lo puliamos con el vaho tibio de nuestros alientos de imberbes púberes, y lo recomponiamos de nuevo, lo reinventábamos como creiamos que debía ser: bello, celestial y virgen como al principio de la creación para el disfrute de propios y extraños.

Con ese mundo reluciente, de continente descubierto, de país soñado, de valle templado, de comarca cerealera, de verde campiña, saliamos a tomar la brisa fresca de los amaneceres húmedos cochalas con la seguridad de haber reconstruido un mundo nuevo. Jolines machos!…qué inocente candidez la que teníamos.

Ahí nomás, a la vuelta de la esquina desembarcaron los dictadores, más duros que blandos, y quién lo diría inspiradores por lo menos en las formas de algunos regímenes autocráticos del siglo posterior.

De modo y manera que a partir de los sesenta, se instauró por decreto el gélido invierno que duraría la friolera de casí dos décadas y media, hasta agotar el siglo de la luzes –el XX-, con los derechos congelados, el tufo a mazmorras y cuarteles y como no? el expediente rápido y eficaz del exilio politico. La expulción violenta, el ponernos de patitas en la frontera, primero del país que nos había tocado en la tómbola de países, muy a pesar nuestro, y despues del trágico septiembre del 73, fuera del continente, acusados de indeseables libertarios, masones, amotinados, conspiradores, etc, etc.

Apestados por nuestra militancia pasada, y que estuvimos en condiciones de sostener bajo juramento a nuestros dioses lares, como los antiguos romanos: Que nos habíamos acostado con un solo partido. Y el que nos puso los cuernos, vaya ironía, fue el susodicho partido, que cuál birlochita barriobajera se encatreró con el primer postor que le encandiló con las mieles del poder efímero.

El syndrome de metamorfosis kafkiana se vería en los socialismos del nuevo milenio cuando los enardecidos ex-sindicalistas, ex-obreristas, ex-agraristas y ex de toda laya se pasaran con la “infra” entera de odios, revanchas, consignas y hambres no satisfechas al paganismo etno-populista, estos dizque ateos se convertirían en adoradores del sincretismo folclórico de pintorescos callahuayas o mesianicos incitadores de la purrelia al vicio esperpéntico del onanismo colectivo, como el flautista de Hamelín que guia a los tontuelos al despeñadero.

Que así como estaba escrito en los sillares de piedra de los Huaris, en las arrugas de los monolitos Tihuanacotas o en las chullpas de los Wiscachanis: Que vendrían extranjeros barbudos en casas flotantes y serían recibidos como Dioses. Tambien estaba escrito en las tinieblas de las noches que cinco siglos despues volverían del pasado los Teules, los que pedían sacrificios comiendose el corazón o bebiendo pulque en los craneos de sus víctimas, el indio Caipurú que solo sabía contar hasta diez y aseguraba que el resto le apoyaba “por supuesto”, o el cacique Canoabó que quedó prendido de la hermosa cabalgadura “bereber” del Capitan Alvaro Sánlucar de Ojeda, y le propuso en el acto canjearlo por su mujer la bella Anacaoma.

Estaba escrito en los versos de su lengua muerta: (aru jacha uru/ jutaskiwa/ amuna sipkañani/ jutaskiwa). Que volverían a desenterrar el hacha de guerra para cortar las cabezas de los cara-pálidas, aquellos que se misogenaron con los ”godos” y se hacían llamar: mestizos, culitos blancos o blancoides. Así estaba escrito en su lengua muerta: Cuchillos largos matar Àguila Blanca. Así sera?…. Lo permitiran los Tlaxclatecas?.

Estas reflexiones que “tristeamos” en este Relato Real sobre la Soledad en el exilio, no necesariamente significan que seamos tristes, sino que ál día de hoy a exactamente 37 años de este exilio, este nos plantea ya con los pagares vencidos, que pasa la vida en la soledad como la metastasis del alma; por que se nos muere todo de a poquito, y lo vamos amontonando en el baúl de los recuerdos, ese que desaparecerá definitivamente con nuestros despojos luego de la última absolución: -ego te absolvo a peccatis tuis-, cuando nos arranquemos esta puñetera vida a la fuerza, como aconsejaba Lenín que había que hacerlo, al estilo de los esposos Lafargue.

Así, se nos murió la efímera juventud, esa que buscó siempre medir sus fuerzas con la generación anterior para reafirmar sus creencias, como David contra Goliat. Esos chavales pijos y urbanitas, vestidos con tenidas de la Coole Parker, estudiados en colegios exclusivos pagantes, hijos de empresarios medios que mantenían ese país medioeval inventando una insípida industria nacional. Que se rebelaron contra el poder patriarcal de la familia y el estado absolutista de los generales.

Esa juventud que maduró en los mítines y las carceles, y no recibieron el beneficio de presunción de su inocensia menos la anmistía, solo la muerte prematura. Y, ahora descansan en paz a la sombra de los Alamos al pie del Khewiñal, en la Colina Heroíca de San Sebastían, esa donde el Conde de Guaqui masacró a valerosas criollas, mezcla de khochalas, andaluzas, castellanas y manchegas: Requiem Im Pace – Ad Eternum In Memorian.

O esos jóvenes líderes de la Federación que encabezarón el desfile de estudiantes y que no se repetiría ya nunca más, aquél primaveral 14 de septiembre, portando banderas flamígeras tricolores y rojinegras frente al altar de la patria en los predios del Prado, al paso de vencedores, áltivos y ligeramente pálidos de hemoción, a los acordes de la banda de liceanas que dirigía tán magistralmente su bellisima waripolera, la jovera Helena Varanowiski-Canedo.

La multitud aplaudía frenética. –Nunca vimos tanta gallardía-, comentaban los locutores. –Son las jóvenes promesas del país-, decían otros, palabras muy bonitas; pero háy pena, penita, pena, nada de eso pudo ser.

En todo caso, esa pléyade de brillantes libertarios dejaría su impronta en ese desfile de antología a los acordes de sus voces de baritonos:
– A las barricadas. A las barricadas-.
– A defender la Confederación-.

Versos profundos y sentidos que cantaba la Columna Durruti en Las Ramblas de Barcelona en el otoño de 1934 en defensa de la República Española.

Así tambien, casi al requiem de este exilio de más de tres décadas, se nos muere lo más querido: La Patria Republicana, esa que fundaron ”Los Manes” un 1825, y que triste, se equivocaron de país, paisaje y paisanaje, como sugieren las últimas palabras de su Libertador: ”É arado en el mar”, más indiscutible?…imposible!.

Al día de hoy, el término entelequia cruza el continente de los Inuitas a los Patagones, de los Chalacos a los Cariocas, como si se reencarnara Saturno en su versión auquénida a fagocitarce los más puro de sus hijos: Su republicanismo libertario.

Y los que nos preciamos de ser republicanos de toda la vida, a joderse de cojones, si en los instantes que creemos estar lúcidos, estamos más cerca de la locura. Total, no hay que pretender a jugar con cartas vencedoras, que no las dá la vida, la gracia siempre estará en saber jugar con cartas perdedoras, a que si.

Epílogo: Poema republicano del brigadista internacional y poeta irlandes Charles Donnelly, caido en la batalla de A Coruña en defensa de la democracia y contra el facismo franquista, y que lo cantaban con la música de Red River Valley en marzo de 1938.
– Hay un valle en España llamado El Jarama.
– Es un lugar que todos conocemos muy bien.
– Por que en él dejamos nuestra juventud.
– Y nuestra edad madura también.

Lenta convalescencia en el ”garconniére” de plaza Stabbe-Härlanda
Melancólico otoño de 2009

Ricardo Raúl Cauthín Aramayo-Florez.

Categories: Antología social Taggar:

Penal de alta seguridad

juli 25th, 2009 Comments off

” Creo que Dios estuvo a mi lado ”.
Lidia Gueiler Tejada: Exelentisima Ex Presidenta Constitucional de la República, derrocada en un cruento golpe de estado el 16 de julio de 1980. Día de la Virgen del Carmen Patrona de la Cofradia de Pescadores de Barcelona.

En dias precedentes dió la vuelta al mundo la ” repatriación” de uno de los mayores torturadores facistas del siglo pasado, en uno de tantos paises paupérrimos del Cono Sur Latinoamericano.
El rostro que vimos en la prensa global, no era precisamente el de ese alevoso coronel de ejercito otrora dueño de vidas y haciendas, rebosante de calorías extras, mirada despótica a todo lo que concideraba ”zurdo” pensante, disidente. El milico tambien exitoso empresario del ”enjoy cocaine”, fué ademas poseedor exímio de una brillante “foja de servicios” a cuanto dictador se terció en aquellas épocas malditas de la seguridad nacional y el peligro comunista.

Vaya Foja, que no curriculum, que eso es de hombres normales y civilizados en la cultura occidental y decadente claro está. En su triste haber queda para la anécdota negra que sugirió a todo bìpedo pensante en la libertad y la democracia: ” Andar con el testamento bajo el brazo”. Y, como prueba de que hablaba y actuaba en serio, mandó demoler la sede de la todopoderosa Central Obrera –COB-. Hay que reconocer que estuvo inspirado el hombrecillo, derribó las columnas del atlas que daban alguna membresía a los insipientes vaivenes democráticos del país de marras. Despues de ese fatídico 17 de Julio del 80, ningún gobierno posterior se ofreció a reponer ese buque insignia de la resistencia llamada COB, hasta es posible le hayan agradecido en sus fueros internos, les quitó de circulación una entidad rebelde por naturaleza y principio.

El sujeto este que responde al nombre de Luís –nominativo ilustre de los Capetos franceses- fué internado con bombo y platillo en el Penal de Alta Seguridad de Chonchocoro en el altiplano andino, y a ojos vista es un enfermo terminal, se puede afirmar con cierta certeza que llegó el temido abuelo a morir en sus pagos y como fué dignatario de estado, hasta es posible que le hagan un sepelio de protocolo.

Total, si solo quería “salvar al país” de los que no pensaban como él: los intelectualoides, los politiqueros, los trasnochados, a esos había que eliminarlos ya nomás, o hecharlos del país a mendigar un pedazo de cielo en otras tierras, como sucedió con este cronista, deportado munido de un salvoconducto con un sello rojo que decía: Expulsado por actividades extremistas. O como afirmara un acertado congresista del siglo 21: Si no les gusta este cambio que se vayan.

Inobjetablemente y a pesar de todo, la vida es un juéz implacable y tál vez justo, nos pasa el peaje a todos: víctimas y victimarios; pero a quienes impacta más, es a aquellos que degustaron las mieles del poder omnimodo, total, absoluto, faranoico. Los que se encumbraron en las azoteas de torres muy altas desafiando la ley de la gravedad, y obvio, la caida es más contundente, es la caida de los psicópatas y los neurópatas. No fabulamos, ahí está la historia, os invito, escudriñémosla!.

Este personajillo, juraba y rejuraba junto a su “yunta” un otro Luís, que construirían la “ Democracia Inédita”, que se quedarían en el poder por décadas, a pesar de los abucheos de la comunidad internacional, aplicarían su proyecto a raja tabla así sea: Comiendo chuño pero con dignidad. (chuño, patata deshidratada é insípida), duraron lo que canta un gallo y dejaron en su tenebrosa y corta travesía un regero de luto y dolor.

Ahora, él otrora todopoderoso coronel muestra una actitud altanera y desafiante, pone condiciones, exige derechos –los que en su tiempo negó-, no en vano conoce todos los meandros del poder, con seguridad aún tiene cartas claves en la manga, debe saber que los mostrencos de ese pasado de sombras y quizas sus subalternos, hoy estan reciclados en los nuevos procesos, son su póliza de seguro, total entre arrieros no se pisan el poncho, son hijos de la misma Institución Tutelar, ya él tiempo lo dirá.

En todo caso, lo que pretendemos narrar en este Relato Real, es que sugiere: Penal de Alta Seguridad de Chonchocoro. Lo hacemos como un otro acápite de la Memoria Histórica, Ya que por esas jugadas sucias de la vida fuimos sus primeros huéspedes. Se nos otorgó el morboso placer de inaugurarlo una húmeda y asalitrada primavera andina de 1972 en el siglo pasado.

Este célebre Penal de Alta Seguridad, se decía que fué hasta la revolución del 52 una casa de hacienda de la familia Agramonte. En efecto, tenía toda esa apariencia, un henorme patio cuadrado con piezas alrededor, nuestras celdas, los de la planta alta dependencias de los ”tiras”, bajo las gradas las celdad de castigo é incomunicación y al medio un centenario y henorme roble. Antes de Penal fué escuela rural; pero como había que priorizar los disidentes al alfabeto, hecharon a los niños a la altipampa y nos obligaron primero a pintar las celdas, luego a fabricar adobes, para finalmente enchironarnos en sus dependencias a cumplir una condena incierta que ningun juez dictó, salvo el dictador, y fué sin tiempo ni espacio por que solo obedecía a los reflejos peristálticos del lider, el general Banzer.

Total, no vamos a escarbarnos con placer masoquista las viejas heridas; por que bien vistas las cosas a tantas décadas, quizas nos lo teníamos bien merecido, quién nos mandó a defender derechos ajenos?.

Lo que si no vamos a dejar pasar, no vamos a olvidar ni perdonar, es él sufrimiento, el calvario de terceras personas, es decir madres, hermanas, esposas, hijas, parientes, amigos. En fin, toda esa gente linda que los domingos, haga sol, viento o lluvia, se sometían a una peregrinación humanitaria cargando sus avios: pan, azucar, arroz, té, café y la merienda, para visitarnos y sentarce en la henorme explanada frente a la iglesia, y departir momentos breves de charla, informes de los trámites ante tál o cuál autoridad, algún militar del régimen, desplantes, humillaciones, y toda esa mierda de los poderosos del momento.

A pesar del tiempo transcurrido, de los otoños, los inviernos, del girar de la rueda de la vida, duelen las penurias de los familiares, duele Chonchocoro, su pórtico colonial, sus torreones de vigilia, su vieja iglesia, la explanada donde nos castigaban con el ”chocolate” –el trote-, de como nuestros seres queridos eran obligados a caminar desde la carretera troncal a Viacha, habiendo senda vehicular hasta el mismo Penal solo usada y abusada por ellos los elegídos.

Pues tambien había que castigar a la familia, a nuestras madres por habernos parido, a las esposas por haberse casado con “rojos”, por tener al hermano, al novio, al amigo, al conocido infectado de disidencia, de conspiración; por llevar los mismos genes de esos libre-pensadores.
Tambien vamos a recordar a los otros presos llegados de tierras lejanas, los que no tenían familiares cercanos, menos pudientes para costearce el pasaje y la estadia en el pudridero del régimen. Ellos generalmente eran oriundos del oriente, como el caso del dirigente de la COD beniana, Román Návia. Él, censillamente se quedaba encerrado esas tardes dominicales de visita, no había quién le reclame.

Aún recuerdo como si fuera ayer, que al comentar con mi madre su situación, ella tuvo unas palabras y una actitud solidaria al reconvenirme: -Yo no tengo nada que ver con tus ideas; pero soy cristiana, é sido educada en el respeto al prójimo, llama a tu camarada que salga por lo menos a comer”-.

Esa y otras actitudes profundamente humanas, se vieron en todos los momentos del desmadre de los dueños del poder. Fueron esas mujeres ”coraje” las que sacaron la cara por los perdedores, como será de cierto, que hace semanas atras un grupo de cinco de ellas hicieron una huelga de hambre, no pedían prebendas, bonos ni compensaciones, pedían los restos de sus seres queridos, la respuesta?. El desprecio.

Estos días, al ser nuevamente de actualidad el Penal de triste memoria Chonchocoro, ofende a la inteligencia como se mantiene ese simbolo de oprobio del pasado, hasta parece reciclado en un presidio de cinco estrellas para delincuentes VIP.
Es posible que estemos alucinando, pero lo cuerdo sería, reconvertir ese antro de represion en un museo de la memoria –todo un sueño-; pero por lo menos volverlo a convertir en escuela.

Como estarán disfrutando y riendosé “Los Luises” en su envigado andino: El Penal de Alta Seguridad de chonchocoro. Si las viejas paredes de adobe que rodea el Penal pudieran contar, seguro que arrancarían más de una exclamación de horror, asombro ó espanto, desde cuando fué casa de hacienda, toma de la revolución del 52, escuelita rural del ayllu, mazmorra de politicos sediciosos y por ultimo: spot propagandistico del siglo 21.
Pero, siempre sera bueno pedagogicamente mirar el pasado, mirar la historia, mirar atras, así sea so pena de quedar convertidos en estatuas de sal.

“ Si un solo crimen perdura impune en esta tierra, y el silencio triunfa sobre la indignación, es que los hombres no merecen vivir”.
Bovalem Sansal – escritor argelino

Biblioteca Kåken (prisión) Härlanda
Julio del 2000
Ricardo Raúl Cauthín Aramayo-Florez

Categories: Antología social Taggar:

Barcelona posa´t guapa

juni 28th, 2009 Comments off

” Cuando atacan la democracia y las libertades en cualquier parte del mundo, nos atacan a nosotros”.

David, un chaval de 13 años, en el tren conmemorativo del exílio de 1939 en los Pirineos Catalanes (mayo-2009).

Barcelona amaneció melancolica, brumosa y fresca ese floreal de mayo. Con la resaca puesta del fiestón por el logro del Doblete: La Liga y La Copa del Rey, jugando un fútbol con pases memorizados, como un libreto bien aprendido en la víspera, y preparandose para la gran final de la Champions en la ciudad de los Césares, Roma la eterna. De lograr el ”Triplete”, abonados y no abonados lanzaremos la arenga: Visca el Barca!…Visca Catalonien!.

La prensa comenta entre otras cosas, el fallecimiento del Rey del Vallenato, el colombiano Rafael Escalona, el juglar de la costa atlántica del Mar Caribe, el mundo macondiano se queda sin su ”cronista musiquero”, pero quedan sus versos que contarán cantando los bardos contemporaneos como veremos más adelante.

Iniciamos el ”vuelco” mañanero, el paseo obligatorio, la terapia de todos los días que empieza necesariamente en Plaza Cataluya y se prolonga hasta el Mercat de la Boquería, en ese trayecto hemos contado a unos cinco trovadores o cancioneros solitarios, que a los sones de los acordeones y los vallenatos le ponen candela a la mañana catalana, rindiendo el homenaje póstumo al rapsoda de un tiempo tán querido: ”Rafa” Escalona.

En Fuente Canaletes, se han instalado en un precario escenario un cuarteto de cuerdas que hacen las delicias del honorable interpretando divinamente Csárdas de Monti, al concluir, ataca el que lleva la primera en un solo de guitarra: tran…ta…ra…ra…ran, son los acordes de Zorba el Griego, joder!, son acordes mayores, y sin poder impedirnoslo, nos impulsan los reflejos y las añoranzas de tiempos idos. Entonces a pesar de la ”cojera”, los años y que alguno de los viandantes nos tomen por ”chalaos”, nos arrancamos con los pasitos cortos y cruzados de la homérica danza elénica, una mano apoyada en el bastón de anticuario adquirida en un bazar sin nombre del Paralelo, y la otra, decolando como una gaviota portuaria por sobre las ondas de la bullanga de la concurrencia de las once de la mañana -una hora menos en Canarias-, no faltan otros transeuntes jóvenes y no tán jóvenes que se animan con el rito de Acrópolis, es la magia de Zorba, que sin pedir permiso nos hunde en el recuerdo de viejas historias de cuando fuimos jóvenes estudiantes, bohemios é indocumentados. Y, ademas así son Las Ramblas, un show continuado de nunca terminar.

Luego, como los viejos mamíferos probiscidios que buscan un osario para el sosiego, nos dirigimos al bar de siempre a bebernos el primer cortado, ordenar los apuntes y ajustar la agenda del día. Ese lugar tiene la virtud de crear un ambiente de solaz esparcimiento para el espíritu, es el bar Scrib´a  a cien metros de la Boquería, en carrer Petxina, un lugar castizo en la primera planta de la antiquisima Casa Figueras, la del Decorador Antoni Ros i Guell 1879-1954.

Al fondo, entre paredes grises, mohosas, tristes y penosas estan los hostales baratos para los llegados de medio mundo, ya sea en pateras, vuelos calientes, vehiculos de doble fondo, pasaportes falsificados ó ”matufias” de todo Dios. Que al igual anteayer y ayer, el hambre empuja al hombre a buscar las mieses, aunque no siempre las encuentra, y eso que todavía por ahí se sostiene que: En Catalunya amarran a los chuchos con longaniza.

Aún así, a pesar de la longaniza, no se puede uno inhibir de esas tragedias personales, nos invade una extraña tristeza. Entonces, cabalgando con la brisa de ese mar milenario que vería navegar sobre sus aguas míticas a gentes tán antiguas como los Caldeos, Fenicios, Griegos, Romanos, Sefarades, y como no, los ”Ulises Indianos” llegados de playas remotas sin nombre del otro lado del ”charco” en busca del bellocino de la abundancia, surgen los ecos de una guitarra flamenca y la voz quebrada y profunda del cante jondo, son los versos calés de Tomasa Guerrero -La Macanita-, suenan en ingles por que debe ser para turistas, pero tambien para levantar los ánimos y por lo mismo se llaman: Adios Tristeza:

Goodbye Sorrow!.. Stronger than sorrow/ are the guitars and the sund/ the paths of the harth/ the curves of beaty….Goodbye Sorrow!.

Posterior al breve aperitivo de un exelente txacolí y una ración de fuet y mojama, enfilaremos rumbo a la Barceloneta a tomar la merienda en el bodegón de toda la vida en Pau Palaú. El legendario Can Paixano.

Esta ”tasca” antigua y sibarítica especializada en servir embutidos genuinos de la dieta mediterranea, esta ubicada desde siempre en carrer Reyna Cristina, tuvimos la fortuna de conocerla a casi finales de los setenta del siglo pasado. Y, aún conserva ese ambiente bohemio, cateto y surrealista de entre guerras. Lleno a rebosar faltan manos para servir los opiparos, generosos y contundentes ”bocatas” al precio de 1.55 euros, la magia del genuino Cava Catalan desata la euforia y genera una tertulia de sobremesa cordial y amigable, mejor, no se vale.

Despues a hacer la siesta, el rito sagrado en sociedades del culto al buen yantar, para levantarnos lúcidos, frescos y participar en el acto central del día:

LAS JORNADAS SOBRE ARQUEOLOGÍA, SINDICALISME Y RECUPERACIÓ DE LA MEMORIA HISTÓRICA.

Organizados por la secció d´Arqueología de CNT-Barcelona. Y, bajo el auspicio de la Federación Local de Barcelona CNT-AIT.

A realizarce en La Sala Gran de la facultad de Historia de la Universidad Autonoma de Barcelona, en carrer Montealegre 6.

Y que tratará sobre aspectos y debates de lo Sindical, la Memoria Histórica y sobre los Modos de Gestión del Sector.

Los ponentes son dos personalidades y peritos en los temas a tratar: El Sr. Manel Perona Medina, President de la Associació per la Recuperació de la Memoria Histórica de Catalunya. Y, el Dr. José Luis Muga Muñoz, catedrático de Derecho Administrativo de la Facultad de C.C. Jurídicas y Sociales de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, así como representante del Foro por la Memoria.

Consecuentemente, resumiremos estas dos magnificas intervenciones:

El Sr. Perona, mostró un material gráfico muy bien documentado de los Campos de Marte -batallas- de Teruel, El Ebro, Dunquerque, Normandia y otros, tambien cementerios como los de Tetuán, Buchenwald, El Ebro, Argeles del Sur, así como Memoriales y Panteones de la II guerra mundial y la guerra civil española, de todos los combatientes por la libertad y la democracia. Hoy por hoy, abandonados en las cunetas de las autovias y caminos peninsulares. los molinos eólicos y el peculado turístico.

El Dr. Muga, graficó las hemotivas inhumaciones en las fosas comunes de las tapias en los cementerios perdidos en la geografia española. Y, recuperados de la pátina del tiempo y la esclerosis fáctica del poder, por los descendientes genéticos que se resisten al olvido y reclaman el reconocimiento de la historia y la sociedad. Tambien hizo una interpretación académica del entramado jurídico de las Leyes de la Memória Histórica y sus posibles consecuencias en su aplicación práctica.

Innegablemente, aquello que tiene tiempo pasado es relato, es historia, es memoria, es Brunete, Teruél, Belchite, Guadalajara, Madrid, El Quijote. Son las avanzadas republicanas liberando Paris -La Ciudad Luz-, por tanto es inmortal, enteremonos: Es Tempus-Aeternus!.

Habría mucho que relatar sobre este antológico acto de la memoria, más el espacio es limitado, pero volveremos sobre el tema por que nos toca de cerca a los sobrevivientes de nuestras particulares dictaduras bananeras latinoamericanas, de anteayer, ayer y desgraciadamente HOY; por que así estan las cosas marcadas por la estulticia de este siglo, dizque XXI.

Al corolario, el acto terminó con un encendido debate sobre la materia, promovido por los jóvenes universitarios, antropólogos, historiadores, intelectuales é invitados, entre los que se encuentra este servidor, que sin ninguna presunción de vaga vanidad escucha y aprende, que de eso se trata.

Y, ademas nos motiva nuestro meridiano convencimiento de que: Sin Memoria, se és nadie!. Sin Historia, se padece el sindrome de Altzheimer, vagando herráticos en el vacio, inventando sobre la marcha acontecimientos, personajes, héroes, utopias tribales irrelevantes a la inteligencia y las luces de la cultura occidental.

Estamos inequivocamente, ante una nueva doctrina de Iluminismo Epicureano de ideología depredadora, nihilismo patriotero y politicoide. Es la hora de los ”Brokers” -los tramitadores-, más conocidos como ONGs, estos hacen el lobbie celestino para los contactos internacionales, canalizan fondos, propician experimentos de ensayos con el magma social. En realidad, son organos de penetración similares a los Cuerpos de Paz o la Alianza para el Progreso de decadas pasadas.

Bajo la apariencia democrática, nos estan planteando el facismo posmoderno centralista y a sus guias mesiánicos, como ya sucediera en paises africanos con los tristemente célebres Idi Amin, Mobutu, Bocasa y otros. Nuestros paises estan siendo secuestrados por el oscurantismo de la noche de los siglos pasados entintados en barbarie.

Sino combatimos esta tendencia suicida, se producirá un daño irreparable a nuestras jóvenes y todabia débiles democracias republicanas.

Tomemos la palabra!.

Gracias! jóvenes universitarios de la Federación Local de Barcelona CNT-AIT.

Gracias! distinguidos oradores: Sr. Perona, Dr. Muga, antropólogos é historiadores.

Gracias! Universidad Autonoma de Barcelona.

” Si luchamos, podemos perder. Si no luchamos, estamos irremediablemente perdidos”.

Anonimo Republicano.

Cafe Terraza-Mirador  Museu d´Historia de Catalunya
Paláu de Mar – Pl. De Pau Vila

Ricardo Raúl Cauthín Aramayo-Florez.  (mayo 2009).

Categories: Antología social Taggar: